EU vuelve a atacar a Irán

Foto: Pixabay.

AGENCIAS

Bagdad.- Un nuevo ataque aéreo estadounidense tuvo como blanco a un comandante de las Fuerzas de Movilización Popular (Hashd al Shaabi), una coalición de paramilitares iraníes, este sábado a las 1:12 (hora local) cerca del campamento de Taji, a unos 30 kilómetros al norte de Bagdad, informó Reuters con referencia a sus fuentes en el Ejército iraquí. La agencia indicó que seis personas murieron y tres resultaron gravemente heridas en el ataque.
Dos de los tres vehículos que formaban el convoy quedaron destruidos y quemados por el impacto de los proyectiles.
En un comunicado citado por Reuters, las FMP confirmó el bombardeo. “Las fuentes iniciales confirman que el ataque se dirigió a un convoy de médicos de las FMP cerca del estadio Taji en Bagdad”, dice el texto.
Varios medios iraquíes reportaron que entre los fallecidos había un prominente líder militar y su hermano. El canal iraquí Al Asaib identificó a una de las víctimas mortales como Hamid al Jazairi, uno de los líderes del grupo Saraya al Jorasani. Otros medios reportaron que en el ataque murieron el líder del movimiento Kataib al Imam Ali, Shibl al Zaydi, y el jefe de Asaib Ahl al Haq, Qais al Khazali.

Ataque anterior
Este jueves, el mayor general iraní Qassem Soleimani falleció en un ataque de misiles en Bagdad. Otra víctima del bombardeo fue el jefe de las FMP, Abu Mahdi al Muhandis.
Soleimani fue una figura clave en la dirección de las acciones militares de Irán en Oriente Medio. Estaba al frente de los servicios de Inteligencia iraníes y gozaba de una gran popularidad en su país.
El Pentágono confirmó la autoría del ataque.
Prometen una
“dura venganza”
El presidente de Irán, Hasán Rohaní, declaró que Teherán y otras naciones de la región “vengarán” el asesinato del general Soleimani y aseguró que esta acción hará que Teherán esté “más decidido” en su resistencia contra Estados Unidos.
Previamente, el canciller iraní, Mohammad Javad Zarif, calificó los ataques de Estados Unidos como un “acto de terrorismo internacional”, mientras que el líder supremo del país, Alí Hoseiní Jameneí, advirtió que a los “criminales” que mataron al general les espera una dura venganza.