Abandonan siembras por falta de recursos

De la Redacción

Tezonapa.-Más de 300 hectáreas de siembras de caña fueron abandonadas por los campesinos, debido a la falta de programas de apoyo al campo y sequía del año pasado, ambos factores obligaron a productores del endulzante a olvidarse de sus tierras que lejos de representarles ganancias les generaron pérdidas económicas.
De acuerdo a Miguel Rivera, integrante del grupo de parcelarios del ingenio Central Motzorongo, la crisis que enfrentará el sector cañero de esta región se agudizará por falta de verdaderos programas de apoyo, ya que productores que durante más de 30 años abastecían de vara a la factoría esta vez no entregarán caña por esos motivos.
El principal problema que afectó al gremio fue la sequía y no fertilizar a tiempo sus cultivos, aunado a que la maleza cubrió los campos y secó las siembras provocando fatales consecuencias, pues no entregarán caña al ingenio durante esta zafra, incluso el problema se podría complicar para la siguiente cosecha pues tampoco contarán con recursos para resembrar.
“Todo apunta que algunos cañales se convertirán en terrenos baldíos, por falta de dinero sus dueños los abandonaron, dejar de cosechar un año complica volver a reactivarlos, van a necesitar créditos o programas de ayuda federal, lamentablemente no todos tienen accesos a esos beneficios”, señaló.
Aunque no apuntó a cuánto ascienden las pérdidas económicas para el campo, explicó que las siembras abandonadas obedecen a regiones de abasto de Tezonapa y Omealca, donde las altas temperaturas y falta de programas de ayuda para fertilizar y limpiar la maleza provocaron que unos 200 productores abandonaran más de 300 hectáreas de sus tierras.