Irán promete venganza contra EU tras ataque

Foto: Especial

Redacción

Tras el ataque de Estados Unidos cerca del aeropuerto de Bagdad que mató al general de mayor rango de Teherán, Qassem Soleimani, Irán ha prometido “fuertes represalias”.

Este ataque perpetrado por EU, bajo las órdenes del presidente Donald Trump, ha disparado las tensiones entre las dos naciones rivales.

Tras conocerse la noticia de la muerte de Soleimani, Jamenei, líder supremo de Irán, declaró tres días de duelo nacional y aseguró que les espera “una severa venganza a los criminales” detrás del ataque.

Por su parte, Javad Zarif, ministro de Relaciones Exteriores de Irán, describió el ataque como un “acto de terrorismo internacional” y añadió que EU” es responsable de todas las consecuencias de su deshonesto aventurismo”.

La muerte de Soleimani, jefe de la Fuerza Quds, el cuerpo élite de la República Islámica, significa una escalada importante en las tensiones políticas entre Washington y Teherán, que ha ido desencadenando una crisis tras otra, tras la salida del mandatario del acuerdo nuclear en 2015 e imponer sanciones económicas.

Tras la advertencia de Irán, Estados Unidos pidió a sus ciudadanos que salgan de Irak “inmediatamente”.

Mohsen Rezaei, excomandante de la Guardia Revolucionaria, dijo que Irán se “vengaría vigorosamente de EU”.

Un portavoz del gobierno iraní señaló que el principal cuerpo de seguridad del país se reuniría en las próximas horas para discutir sobre el “acto criminal del ataque”.

Por su parte, el presidente iraní, Hasán Rouhani, dijo en un comunicado que “Irán y las otras naciones libres de la región se vengarán de este horrible crimen del criminal EU”, informó la agencia de noticias AP.

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, la demócrata Nancy Pelosi, advirtió que la “máxima prioridad” era proteger las vidas y los intereses estadounidenses, pero “no podemos poner en riesgo las vidas de soldados, diplomáticos y otros estadounidenses por realizar acciones provocadoras y desproporcionadas”.

El Congreso no fue consultado sobre la operación, añadió, exigiendo que se informe “de inmediato” sobre la situación y los próximos pasos.

Los aliados de Trump, por su parte, se apresuraron para elogiar la acción. “Al gobierno iraní: Si quieren más, tendrán más”, tuiteó Lindsey Graham, senadora republicana por Carolina del Sur.