Preservan la fe en la ‘Morenita’

Jazmín Suazo
El Mundo de Córdoba

Cientos de niños vestidos como Juan Diego y pequeñas como ‘inditas’ fueron llevados por sus padres a venerar a la Virgen de Guadalupe, con motivo a los 488 años de su aparición en el Tepeyac.
El fervor guadalupano se vivió ayer durante las diferentes celebraciones eucarísticas en las parroquias de la ciudad, aunque fueron la Catedral de la Inmaculada Concepción y la iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe (La Lupita) las que concentraron mayor cantidad de peregrinos desde las primeras horas del día, pues ayer fue un día en el que los padres se esmeraron en preservar las tradiciones y la fe.
Durante la misa realizada en la iglesia de “La Lupita”, en La Estación, la cual duró más de hora y media, el Obispo Eduardo Patiño Leal hizo énfasis en que no solo se debe pedir a la Virgen que interceda por algún milagro, sino también responder siendo un buen ciudadano, respetando siempre la integridad de los demás.
Al concluir la celebración eucarística, el Obispo realizó la tradicional bendición de los inditos, rociando a todos los pequeños presentes con agua bendita.