‘El aborto es un negocio para clínicas privadas’

Alejandro Aguilar
El Mundo de Córdoba

“El aborto es una imposición global en los países subdesarrollados para crear políticas de control demográfico”, refirió la médica forense argentina Chinda Brandolino, quien en su visita a Córdoba explicó que el tema del aborto representa un negocio próspero para las clínicas privadas.
Chinda Brandolino es médica clínica, legista y forense, preside en La Plata, Argentina, la ONG Pro-Familia y Acción por la vida.
Como parte del movimiento global “Ola Celeste”, dijo que el tema del aborto representa un negocio próspero para las clínicas privadas.
Previo a su charla en el auditorio Dr. Manuel Suárez “La globalización del aborto”, ofreció una rueda de prensa en la que sostuvo que el aborto es una “imposición global” en los países en vías de desarrollo y del tercer mundo, en el cual México no está exento.
Ante la creencia mediática de las muertes de mujeres por aborto, destacó que, según datos del Gobierno de México, se registran mil 180 muertes maternas al año por embarazos puerperio no correctamente atendidos, 74 muertes por aborto espontáneo sobre todo en zonas indígenas del país, y sólo 25 muertes por aborto procurado, en 2017.
“La OMS ha dicho que por cada 220 muertes por aborto hay 100 mil abortos clandestinos. Si hay 25 muertes por aborto tiene menos de 50 mil abortos clandestinos en el año”.
Recordó que al menos para la Federación Internacional de Planificación Familiar el aborto es un negocio ya que cuenta con mil clínicas para practicarlo cobrando 800 dólares por aborto quirúrgico, la cual tiene la intención de colocar el negocio en México.