Te pueden enjuiciar por un mensaje en redes sociales

Laura Sánchez
Cortesía

Las redes sociales nos han cambiado la vida, para bien y para mal.

Aunque desde 2017 está prohibido por la ley revisar el correo electrónico o teléfono celular de tu pareja, familia o amigos, Whats App, Facebook, Instagram, Twitter, entre otras aplicaciones, sí pueden ser utilizadas como datos de prueba en las materias familiar, electoral, fiscal, mercantil, civil, laboral o administrativo de forma expresa excluyendo, desde luego, la materia penal.

Y es que la aportación de pruebas electrónicas está tomando cada vez más auge en los juicios en materia civil, en las cuales influyen hasta un 20 por ciento, sobre todo en asuntos familiares, los cuales son los más habituales en demandas por comentarios en redes sociales, conversaciones en Whats App, videos, fotos y correos electrónicos.

“La tecnología ha evolucionado el paradigma sobre la impartición de justicia en los tribunales, sirviendo cada vez más las redes sociales y medios electrónicos para lograr la obtención de la verdad en los procesos judiciales”, señaló el abogado Alan Pérez.

La pruebas electrónicas fueron aceptadas como pruebas en los juicios en el año 2017, pero ahora, a casi tres años de su nacimiento, son cada vez más frecuentes los casos evidenciados por redes sociales, cuyas pruebas a base de capturas de pantalla pueden ser utilizadas ante un juez civil.

Alan Pérez señala que en los tribunales en materia penal también son utilizadas estas pruebas digitales en los casos de acoso y extorsión vía redes sociales, y “estas nuevas pruebas han servido de mucho al impartir justicia”, señaló el abogado.