Sí, para siempre

Laura Arely A.
El Mundo de Orizaba

Para esta pareja la distancia no fue motivo de no llegar hasta el final y es que Aldo es originario de Orizaba y Regina es de la Ciudad de México, pero eso no fue impedimento para vivir un maravilloso romance hasta que el novio decidió sorprenderla con el anillo de compromiso y ella sin dudarlo dijo que sí, los preparativos empezaron al día siguiente y todo quedó tal como lo esperado.
Fue un día perfecto para ambos, un clima espectacular lleno de un ambiente mágico.
Fue el momento para la feliz pareja llegará a celebrar su boda religiosa este fin de semana, en la que reunieron a más de cien invitados en Orizaba para celebrar el amor y la magia que ellos trasmiten.
Las campanas comenzaron a sonar en la iglesia de Nuestra Señora del Carmen, y la organización para planear la boda fue perfecta, los novios seleccionaron una boda de noche con flores y velas por doquier. Todo estuvo el lugar lleno de detalles para que los invitados disfrutaran de una gran noche al lado de los recién casados.
Poco después la feliz pareja realizó su primer baile con la canción favorita que eligieron para esa gran noche, comenzó la música y no pararon hasta la madrugada, no sin antes disfrutar de una deliciosa cena y vinos espumosos.
¡Los novios no pararon de bailar en toda la noche además el ramo y la liga fueron de lo más divertido, felicidades a ambos!.