Mató a plagiario; exigen su libertad

De la Redacción

Acultzingo.- Habitantes de la congregación de Tecamalucan y comunidades aledañas armados con palos, picos y piedras bloquearon anoche la carretera federal Acultzingo-Tehuacán para exigir a las autoridades la liberación del ex militar y pensionado Ramón N., detenido por la policía ministerial luego de matar a un presunto secuestrador y herir a otro.

El cierre de la carretera federal inició a las 7 de la noche, aproximadamente, cuando autoridades ejidales, agentes y sub agentes, respaldados por habitantes de El Mezquite, Sierra de Agua, Puente Colorado, Potrero, entre otras comunidades, se manifestaron por la detención de Ramón N., un hombre que se enfrentó a balazos contra dos delincuentes que la tarde del domingo intentaron secuestrar a su hijo.

Para los habitantes, la detención del presunto homicida, fue considerada como “injusta”, tras señalar que don Ramón N., de 66 años, sólo se defendió. El detenido fue ex presidente del Comisariado Ejidal de Tecamalucan, el cual abarca las localidades de Tecamalucan, Sierra de Agua y Acatla.

El hombre que murió a causa de un disparo en el tórax fue identificado como Antonio Cortés Hernández, de 30 años de edad y con domicilio en Rancho Viejo, municipio de Nogales, mismo que ha sido reclamado por sus familiares ante las autoridades ministeriales.

Miles de afectados
En protesta, quienes apoyan a don Ramón, bloquearon la circulación vial de Ciudad Mendoza con dirección a Tehuacán, Puebla, y viceversa, paralizando totalmente el tráfico vehicular; los inconformes advirtieron que no retirarán el bloqueo hasta que la Fiscalía General del Estado (FGE) otorgue garantías de que saldrá en libertad, reiterando que actuó en “defensa propia”.

El bloqueo afectó a miles de conductores y pasajeros de autobuses que retornaban de Tehuacán a Orizaba, y viceversa. La zona permanecía bajo resguardo de elementos de la Guardia Nacional, Secretaría de Seguridad Pública del Estado y Policía Ministerial, con miras a entablar un diálogo y llegar a un acuerdo entre ambas partes.

“Fue en defensa”
Personas allegadas a la familia confirmaron que el año pasado fue secuestrada la hija de Ramón N., por quien pidieron una fuerte suma de dinero a cambio de entregarla viva. Luego de ser liberada la joven, los plagiarios amenazaban constantemente a Ramón de atentar de nuevo contra su familia.

El domingo Ramón N. era perseguido a balazos por Antonio Cortés Hernández y otro sujeto. El hombre reconoció a Antonio como uno de los plagiarios de su hija, por lo que logró llegar a su casa y del ropero sacó un rifle 7.00.

Los agresores no esperaban que el jubilado les hiciera frente. Ramón afinó la puntería con el que hirió de muerte a Antonio y lesionó en una pierna a su acompañante, el cual logró escapar a pie.

Otra versión señala que el par de presuntos plagiarios intentaban llevarse a otro hijo de Ramón identificado como Jonás N., por lo que el padre salió en su defensa, disparando contra ambos sujetos, sin pensarlo dos veces.

Los hechos ocurrieron el domingo a las 7 de la noche, sobre la avenida Morelos y la calle Miguel Hidalgo, en Tecamalucan.

A disposición de la FGE
Ramón N., quedó a disposición de la Fiscalía General del Estado y hoy al cumplirse el plazo de las 48 horas, será presentado en la sala de Juicios Orales para determinar si se legaliza la detención como presunto responsable de homicidio doloso.

En todo momento el presunto se ha declarado inocente al alegar que actuó en defensa propia. La noche del pasado domingo los detectives de la Policía Ministerial de Ciudad Mendoza lograron intervenir a Ramón N., quien es militar retirado.

Le aseguraron el arma de fuego, la cual fue puesta a disposición del Centro Integral de Justicia junto con el presunto homicida que se encuentra en la Inspección de Policía en Orizaba. (Con inf. de Leobardo Lima y Gerardo Cruz)