Los ‘informes’ municipales

Estamos en la temporada de los informes municipales. La mayoría de los presidentes, intentan decir que todo en sus gobiernos fue un éxito. Opacando a sus cabildos, poniéndose en primer plano. Los presidentes municipales, buscan el lucimiento fácil abusando de la demagogia. Aun cuando todo el año se la hayan pasado holgazaneando, disfrutando las mieles del poder y los excesos que vienen aparejados a él, intentarán engañarnos con obras de relumbrón, muchas no necesarias para los vecinos, ocultando los abultados costos a la comunidad.
Siempre pasa esto, convirtiendo los actos protocolarios de los informes, en cínicos espectáculos, para engañar a los electores. Gastos muy altos por construcción de calles, paseos recreativos, herbolarios, banquetas, son obras que permiten abultar costos y, con ello, procurarse “guardaditos”, para los tiempos de las vacas flacas, es decir, cuando ya no se está en el poder. Esto pasa siempre, dada la nula cultura ciudadana de exigir rendición de cuentas cada mes. La transparencia en los procesos administrativos de los ayuntamientos en Veracruz y México, NO existe, es más nunca ha existido, a pesar de los esfuerzos del actual gobierno federal (de izquierda), por elevar a delito grave, la corrupción en México.
Lo que se omite en los informes municipales es lo que interesa saber al vecindario. Por ejemplo, NO se informa por qué se asignan sueldos altos los funcionarios municipales, los regidores, síndico y los presidentes municipales, sueldos que van de los 40 mil a los 70 mil pesos al mes. En el caso de Orizaba, los sueldos de los 7 integrantes del cabildo, incluyendo al presidente, suman medio millón de pesos al mes, con cargo al pueblo. ¡Es un abuso bárbaro de los recursos municipales!… Y nadie les pone un alto a estos “funcionarios” que juraron servir a la municipalidad.
En Orizaba, el 80% de la población (8 de cada 10 vecinos), gana menos de 6 mil pesos al mes, existiendo un porcentaje alto de paisanos que sobreviven con ingresos, que varían entre 2 y 3 mil pesos mensuales. Por ello afirmamos, es ¡un abuso!, que los 7 integrantes del cabildo municipal ganen, entre todos, más de medio millón de pesos al mes. Esto hay que decirlo en el segundo informe y hay que solucionarlo.
Nuestra propuesta es que, si son “servidores municipales”, tengan sueldo moderado, acorde a la realidad de la mayoría de los orizabeños, es decir ganar unos 20 mil pesos al mes, con un aguinaldo de 10 mil pesos y sin ninguna otra prestación económica. Esto no lo escucharemos en el segundo informe de gestión municipal. Escucharemos el “canto de las golondrinas”, nos hablaran del “esplendor de los negocios municipales”, de que ya salimos del tercer mundo municipal, de la escoba de plata. No es sólo el caso de Orizaba, también de otros municipios.
Ciudad Mendoza, no tuvo avances objetivos en su bienestar, Ixtac lo mismo, por el contrario la violencia se incrementó en este lugar.
De Río Blanco no se sabe nada relevante digno de comentarse, los otros municipios suburbanos y rurales que circundan Orizaba, nada tendrán que informar, dado que no crece su patrimonio municipal. ¿Cómo desarrollarse, sin invertir en el recurso humano? Los milagros NO existen, sin inversión para el bienestar, los municipios NO pueden ofrecer “calidad de vida digna”. Lo demás que se diga en los “informes que vendrán”, serán meras “paparruchadas”.
¿Cuánto costarán los informes municipales?, hacer el protocolo de “gala” cuesta al pueblo “mucho dinero” nos dirán los presidentes municipales. En primer lugar los gobiernos municipales debieran informar apegados a lo que se redactó en sus “Planes Municipales de Desarrollo 2018-2021”, no inventar el agua tibia, ni sacarse de la manga invisibles proyectos. ¿Cuántos de los presidentes municipales han cumplido las políticas escritas en los planes municipales?. Es el PMD el documento eje, rector de un gobierno local. Son los compromisos “mínimos”, el contrato entre el pueblo y el gobierno municipal, para un periodo determinado de gestión. ¿No lo sabíamos?, por ello los cabildos y presidentes hacen lo que quieren con los millonarios presupuestos asignados.
Orizaba este año administró, 680 millones de pesos, ¿usted sabe cuánto costaron las obras que se dice se hicieron?, ¿tiene usted idea de lo que se podría haber hecho con ese presupuesto si ustedes, vecinos hubieran realizado las propuestas de obras?, ¿se imaginan la cantidad de servicios que se tendrían si se hubiera convocado al pueblo a formular un presupuesto “participativo” en el municipio. Seguramente NO, por la sencilla razón de que NO tenemos una cultura ciudadana en materia de gobierno, gestión e intervención vecinal.
Muchas veces hacemos más conciencia vecinal y barrial, desde estas páginas de opinión de Diario El Mundo, que de las acciones de gobierno. Sucederá todo esto, en tanto NO tomemos en serio que la soberanía radica en nosotros, pueblo común, y no en los que tienen el poder en el cabildo. Lo ha dicho mil veces el presidente de México, el “pueblo es el amo del gobierno”, “el pueblo debe mandar y el gobierno obedecer”, “nadie por encima del pueblo, los gobiernos están para obedecer lo que el pueblo manda”. Más claro ni el agua.
Ahora que viene la época de los informes municipales hay que estar atento a las mentiras que intentarán hacer pasar por verdades. No nos dejemos engañar. ¿Cuánto mejoraron sus bolsillos vecinos?, ¿se hicieron las ciclovías?, ¿los comedores comunitarios?, ¿los velatorios populares de bajo costo?, ¿las policías respetaron los derechos humanos?,¿hubo palizas a indígenas, pobres, feos y vendedores ambulantes?, ¿se colocaron semáforos para peatones con por lo menos un minuto de tolerancia para permitir el paso a ancianos y discapacitados?,¿se automatizaron los procesos de contabilidad municipal, para evitar corrupción a la hora de los ingresos y gastos?, ¿se mantuvo actualizada la página oficial de los ayuntamientos mes a mes?, ¿se pagó la deuda municipal, que para el caso de Orizaba es de más de 50 millones de pesos?, ¿por qué no se paga esa deuda, que nos cuesta más de un millón y medio de pesos, mensual de intereses a bancos?, ¿por qué se invierte tan poco en el Instituto Municipal de las Mujeres, apenas 160 mil pesos y se compra un piano “brujo” que toca sólo, con costo de 160 mil pesos?, ¿por qué se les discrimina con tan bajo presupuesto y, por otro lado, se compran “tonterías”?
Los presidentes municipales no deben echarle la culpa al gobierno federal de que NO tienen recursos, porque este se los ha enviado con toda puntualidad, mes a mes. Que no los sepan administrar es otra cosa. Nunca les alcanzaran si compran lujos o hacen banquetes, o se van de viaje de “representación”. López Obrador ha dicho en sus conferencias de la mañana, que a los ayuntamientos de México: “No se les ha hecho recorte alguno, que digan lo contrario en sus municipios, es con el fin de poner en mal al gobierno federal”.
Así que presidentes municipales, NO le lancen la bola al presidente de México, que cumple su trabajo de 6 de la mañana a 12 de la noche. En sus informes, NO nos digan mentiras, ni justifiquen sus errores. Acepten que a muchos de ustedes les falta capacidad de gobierno y, otros han perdido el rumbo que les marcan sus planes municipales de desarrollo 2018-2021. Engatusar al pueblo NO les servirá de nada.
Saludos gentiles lectores.

*Politólogo (UNAM, BUAP). Catedrático. Investigador Universitario. [email protected]hotmail.com