Las heridas luminosas

A Manera de Comentario
Tomás Setién Fernández

Pareciendo lo mismo una rebanada de queso grouyet, con hoyos por todas partes, de ese que comen y digieren los grandes campeones del futbol mexicano profesional, lo mismo que verter grandeza en los juegos de vuelta de la actual liguilla de nuestro balompié rentado, combinando heridas luminosas con reacciones sin igual, el equipo del America cojeando y todo, ya esta instalado en la gran final del Torneo de Apertura 2019, que como se adelantó es para ellos una cosa rutinaria, levantarse de la lona, y terminar venciendo tanto a débiles como a poderosos.
Y si ya a Tigres de la U. de Nuevo León le acomodo una señora pela en los caminos a su volcán, con Morelia equipo chico. por así determinarlo un solo título de Liga ganado en su haber, todo lo resolvió la maquina americanista en el lapso del primer tiempo, con los goles de sus estrellas de la Torre de Babel, el ecuatoriano Renato Ibarra y el charrúa Federico Viñas, para ilustrar a todo color la enésima pagina de su mejor libro, el que narra sus levantamientos de la lona, antes de que el destino llegue al segundo número diez.
Esfuerzo sincero el de los púrepechas pero carente de todo gol, aunque marcaron uno. que como siempre el ojo a veces clínico y en otras ocasiones perverso del VAR, se los anuló, y si a eso le colocamos el hecho que Paco Memo Ochoa se acordó de sus momentos sublimes y voladores en el marco azulcrema, jugando su mejor partido desde su sonoro retorno al futbol mexicano profesional, pues el equipo chico terminó por ser enano.
Ahora por esas situaciones bien raras y de cero sentido común por parte de los que organizan los campeonatos profesionales de futbol en México, la gran final entre América y Monterrey, que terminó por quitar la corona de rey de los gitanos al Necaxa, se jugará en dos semanas más, por el hecho del viaje de los Rayados norteños hacia la nueva edición del Mundial de Clubes, otro tache mas en el interior de la cabeza sin sesos de los que producen y dirigen los torneos de nuestro balompié rentado.
Apareciendo el América este como este, inclusive amarrado sus pies a los juegos de ida de la actual fiesta, como favorito, con el hecho de que terminaran jugando el segundo partido de la final en la cancha del estadio Azteca.
Se anotaron ocho goles en la fase de semifinales del actual torneo, dejando como saldo la regular cantidad de dos tantos por cotejo. Cantidad nada impresionante.
La mentalidad americanista lo llevara a ser campeón, pensar en otra cosa, le llevaría a perder todas las apuestas con frijolitos y dinero por delante, se los digo por experiencia.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz