7 lesionados por pirotecnia

Erik Cruz
Diario El Mundo

Córdoba.- Siete personas, entre ellos un menor de 11 años, resultaron con quemaduras en brazos, cabeza, espalda y cara, cuando se encontraban en una peregrinación en la que usaban pirotecnia.
Cuatro de los lesionados fueron trasladados a bordo de una camioneta particular y fueron escoltados por una patrulla de Tránsito Municipal que los encaminó a la sala de urgencias de la Cruz Roja, mientras que los otros tres incluido el niño, se quedaron en el lugar donde fueron auxiliados por los paramédicos de la benemérita.
El incidente ocurrió cuando el contingente proveniente de la colonia Antorchista peregrinaba sobre la avenida San Lázaro que divide a la colonia El Pueblito de la unidad habitacional San Román.
Dos varillas de los cohetones que se elevan a más de 100 metros de altura cayeron a una camioneta donde llevaban más pirotecnia, y provocó la explosión en cadena. El calor y unas pequeñas brazas de los trozos de madera fueron suficientes para generar la quema de los cuetes.

Reportan incidente
Alrededor de las 17:00 horas una llamada al 911 alertó a las corporaciones de auxilio sobre personas quemadas por pirotecnia, sin embargo, al llegar sólo encontraron a Juan Fernando Méndez, de 39 años, así como a Miguel Ángel González, de 42 años junto con su hijo Ulises N. de 11 años, todos con domicilio en la colonia Antorchista.
“Estaban con los cohetes pero cayó uno a nosotros donde teníamos en montón de pirotecnia, por eso nos explotó a todos”, narró uno de los lesionados a unos de los paramédicos de la Cruz Roja que lo atendieron en el lugar del incidente.
Los socorristas valoraron al menor quien sufrió una quemadura en el codo derecho, mientras que los dos adultos, en cabeza y pecho, incluso, a unos de ellos se le veía su camisa rota debido a la laceración que provocó el impacto de los cuetes.
“Una patrulla de Tránsito escoltó a la camioneta hasta la Cruz Roja”, explicó un oficial vial con respecto a los otros lesionados. Después de unos minutos los socorristas se retiraron y recomendaron a los peregrinos mayor precaución en el uso de pirotecnia.