Deja Tiburones a mil sin empleo

Pablo Salas
Cortesía

La desafiliación del Club Deportivo Tiburones Rojos de la máxima categoría del balompié mexicano y las franquicias pertenecientes a la Promotora Deportiva del Valle de Orizaba, han dejado a aproximadamente mil personas sin empleo.
De los afectados, alrededor de 500 son de la región, entre boleteros, canasteras, repartidores de cerveza, agentes de viajes, fotógrafos, utileros, futbolistas, masajistas, entre otros más, quienes se han quedado sin ingresos por el momento.
“En un cálculo muy subjetivo, podríamos establecer la pérdida de empleos de unas mil personas, tal vez más, principalmente en el Puerto de Veracruz; en cada partido desde hoteleros, jugadores, administrativos y hasta el volovanero tenían ganancias económicas, tristemente a la zona centro también le pega está situación, cada quince días entre Córdoba y Orizaba un cálculo de 15 autobuses realizaban sus viajes”, comentó César Alvarado, exintegrante de la plantilla de Albinegros de Orizaba.
El empresario orizabeño Fidel Kuri Grajales, es quien contaba con cinco franquicias de futbol profesional en las categorías Femenil, Liga Premier, Tercera División y Primera División.
Un sector fuertemente afectado son las agencias de viajes, quienes cada 15 días disponían de sus unidades y personal para trasladarse al puerto jarocho o plazas dentro de la República; choferes, ayudantes, personal de limpieza y guías turísticos, son los principales afectados por esta decisión, mencionan, que cada quince días disponían de al menos 5 unidades.
“Nos afecta mucho a los que realizamos viajes y por ende a las líneas de transporte, cada quince días los compañeros de agencias disponíamos de una o dos unidades; de Orizaba salíamos un aproximado de 15 unidades, en Córdoba la misma cantidad; cuando el equipo le iba bien el número se triplicaba, es difícil establecer un número de empleos perdidos, al menos en mi caso son 5 familias que se quedan sin ingresos extras”, comentó Xavier Alducin, agente de viajes.