Dinero de ultratumba

A Manera de Comentario
Por Tomás Setién Fernández

Desprendiéndose cosas entre fatales y mortales en la caída definitiva del equipo de los Tiburones Negros del Veracruz, como el hecho no comprobado oficialmente de que su nomina la cubría a tiempo el gobierno del nuestro Estado, cuando aquel gobernador del ahora traje de las mil rayas. por medio de empresas fantasmas, huy que miedo, pagaba siempre a tiempo, teniendo como figura máxima y popular al equipo del cual ya de manera oficial se determino su desaparición,.de un supuesto partido político.
Es decir otra raya mas sobre el flacucho tigre de Bengala o coyote ya ni se nota, apareciendo de rebote equipos que están compitiendo en Segundas y Terceras Divisiones, afectando la desafiliación del Veracruz a jóvenes sedientos de gloria y de reconocimiento, que para no ir demasiado lejos, los tenemos en la ciudad eternamente futbolera y deportiva de Orizaba.
Es decir chuza completa en el termino de los ideales de una juventud, que nunca se merece esa suerte, por lo cual los secretos que se vayan destapando cotidianamente, seguirán ensuciando mas y mas al propio fútbol mexicano rentado.
Por lo pronto ya la parte que le toco pagar sus pecados netamente mortales, prepara su defensa, dentro de una situación de querer librar un pleito a puñetazo limpio con Sanson y asociados, tratando de derribar lo que ha sido una torre fuerte, indigna en muchas ocasiones, y netamente invencible, así decrete leyes absurdas dignas de cualquier tirano, o se base en las leyes y se castigue a los que realmente merecen una pena.
El equipo del Veracruz plenamente castigado con una plena desaparición del medio del fútbol profesional mexicano, solo le dará mediana cuerda la propia Federación Mexicana de Fútbol asumiendo sus deudas, para luego venderlo al mejor postor, inclusive suponiéndose un nuevo concurso en Primera División, tanto en el Puerto de Veracruz como en otra indistinta parte.
Con un caudal de penas y de pecados por delante, se nota como muy complicada la reyerta, que los dueños de los porteños negros quieren realizar en contra del fútbol organizado mexicano, en donde ya se ha contemplado en un sin numero de ocasiones. que todas las buenas intenciones de un bueno y correcto pleito no existen.
Por lo pronto no solo el puerto jarocho se queda sin fútbol profesional, sino la legendaria en materia de fútbol ciudad de Orizaba, dentro de un arrasamiento de objetivos, metas y luchas de la propia juventud.
Y eso definitivamente no se vale.
A lo que llevo las decisiones sin talento y orden de una directiva, que no entendió lo que significaba la palabra protocolo y perfecto dialogo.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz