América por la remontada

Tomás Setién Fernández
El Mundo de Córdoba

Resultados inesperados tanto en Monterrey, como sobre todo en Morelia, sacando una pobre ventaja los rayados norteños sobre el Necaxa, rey de los gitanos, de apenas un gol, dentro del marcador sumamente apretado de dos tantos por uno.
Peor le iría al América, otra vez vencido en el partido de ida, ahora en la fase de semifinales por ese Morelia lleno de reales gladiadores de la cancha, y que tras el marcador mas engañoso de la creación el de dos por cero, pareció dar un gran paso hacia una final,, que solamente en su existencia deportiva en el circuito máximo del fútbol mexicano rentado, ha logrado llegar en una ocasión, aquella cuando contra todos los pronósticos, habidos y por haber, termino venciendo al equipo del Toluca, en la propia Bombonera en el campeonato de Invierno 2000, dirigido por Luis Fernando Tena, y llevando como héroe, atajador de dos penales, nulificados a Cardozo y Zinha, al portero Ángel Comizzo.
Ademas existe una deuda de marcado honor para el equipo michoacano, que hace mas de treinta años en un duelo de la fase de semifinales ante el América, le fue arrebatado su deseo de llegar a la gran final para enfrentar a Pumas, por el hecho inteligente y sagaz de aquel entrenador Jorge Veira, el cual tras colocarle orejas de jumento a aquel arbitro de apellido Salas, obligo al regreso de los equipos a la cancha del Estadio Azteca a definir todo en una tanda de penales, favorable a los azul cremas dos tantos por uno, pese a que se había determinado que los goles como visitantes definirían al ganador, América anoto dos tantos en Morelia, y los Ates cuatro goles en México. Para Morelia el titulo de equipo de media semana por el resultado obtenido, nada definitivo por cierto, solo cinco goles se anotaron para dejar el muy pobre porcentaje de 1.5.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz