Se la llevan de su casa

De la Redacción

Córdoba.- Anoche, cuatro sujetos armados privaron ilegalmente de su libertad a una joven cordobesa. Los delincuentes entraron por la fuerza a su vivienda, en la colonia Centro y se la llevaron en su propia camioneta.
De acuerdo al testimonio de vecinos, los hechos ocurrieron alrededor de las 19:10 horas en una vivienda ubicada sobre la calle 17, entre las avenidas 9 y 11. “Escuchamos un golpe y después gente pidiendo ayuda. Creímos que los habían asaltado, pero era algo peor”, dijo uno de ellos.
De acuerdo a las primeras declaraciones recabadas por los policías, la víctima, de 21 años, salió de su casa para comprar un litro de leche en una tienda ubicada cerca de su vivienda.
La mujer regresó y cuando abría el portón fue interceptada por los hombres, quienes portaban armas de fuego. Dos de ellos entraron a la casa y golpearon a una mujer adulta, a otra le rociaron el rostro con gas lacrimógeno y a otro familiar le dieron un cachazo en la cabeza.
Los delincuentes subieron a la víctima a su camioneta, una Journey blanca con placas de Veracruz, en la que según testigos, escaparon por la misma calle 17, rumbo al centro de la ciudad.

Auxilian a familia
Los afectados pidieron ayuda mediante el 911 y en pocos minutos arribaron policías municipales, quienes informaron las características de la camioneta. “Ahora ni en nuestra propia casa podemos estar seguros, sólo basta un descuido para que se aprovechen de la inseguridad”, expresó un ama de casa.
Tres paramédicos de la Cruz Roja atendieron a los familiares de la víctima. Dos de ellos presentaron crisis nerviosa y presión arterial alta, mientras que otro presentó irritación en los ojos debido al gas con el que fue atacado.
Al lugar acudieron elementos de distintas corporaciones policiacas. Un grupo se quedó con los afectados, mientras los demás se dedicaron a buscar la camioneta.
La circulación de la calle 17 fue cerrada por completo mientras socorristas atendían a los afectados y los policías tomaban las primeras declaraciones. Al cierre de esta edición, la unidad y la mujer no habían sido localizadas.