Tv Azteca, última esperanza

Tomás Setién Fernández
El Mundo de Córdoba

La televisión nunca pierde, y cuando pierde, arrebata, asiéndose de manera dramática e intensa el equipo de los Tiburones Negros del Veracruz a que la cadena TV Azteca proceda a recogerlo, antes de que su testa ruede por segunda ocasión, dentro del futbol mexicano rentado, aunque en honor a la verdad, el castigo a Mohamed Morales solo fue individual, por lo cual el Veracruz siguió jugando en el Ascenso.
Dicha cadena televisiva podría sostener y pagar las deudas del equipo más endeudado, dentro de toda la historia del fútbol mexicano profesional, y luego abrir el bazar de ¿quién da mas por un equipo en franca desgracia?
Solo de esa manera el equipo Veracruz continuaría viviendo, con un nombre distinto, porque en el hecho de que exista un comprador de la franquicia maldita en el propio puerto, se ve enteramente difícil y complicado.
Ya en alguna ocasión dicha cadena tomo las riendas del equipo del Veracruz, y pese a que trajo jugadores colombianos de primer orden, encabezados por René Higuita, finalmente descendieron, practicando la nada valiente retirada, casi sin dejar nada dentro del Luis Pirata De La Fuente, habiendo desaparecido hasta la placa en donde se asentaba el hecho de la inauguración de dicho búnker deportivo.
De no ser TV Azteca, tan ligada al equipo veracruzano como la hiedra a la pared, no se ve ninguna clase de resurgimiento por parte de un equipo que aglutino demasiados pecados mortales, sobre todo en el hecho del no pago de salarios, pudiéndose dar el caso, de que el destino les cobre aquella permuta, cuando a los Freseros del Irapuato les brotó aletas y grandes colmillos y dientes.