Cuestionan desaparición de Karen tras publicarse video en bar

Redacción

La publicación de un video grabado en un bar donde aparece Laura Karen Espíndola detonó cuestionamientos sobre la veracidad de su desaparición la madrugada del miércoles que ocasionó amplia movilización de las autoridades y activación de apoyo a través de redes sociales.

De acuerdo con un video captado en el bar Kali, en poder de las autoridades, Karen ingresó alrededor de las 16:30 horas del martes 3 de diciembre y estuvo ahí hasta las 02:30 horas del miércoles 04 de diciembre, acompañada de un hombre, de quien se desconoce su identidad.

Estos videos forman parte de la investigación que se inició luego de que Daniel Espíndola, hermano de la joven, pidiera ayuda a través de redes sociales para localizarla.

Según declaraciones de su familia, la joven salió a una cita de trabajo en la zona de Reforma el martes y después de mandar el mensaje a su familiar dejó de contestar su teléfono celular.

Después de no tener contacto con Karen, su hermano Daniel, publicó dos mensajes en Facebook y Twitter a las 23:30 horas del martes y las 00:51 horas del miércoles, donde pedía ayuda para ubicar a su hermana, proporcionando detalles sobre sus características físicas.

En punto de las 7 de la mañana del miércoles, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, se puso en contacto con los familiares de la mujer, a quienes les refirió que se haría una investigación exhaustiva para dar con su paradero.

Cuando la noticia era aún viral en redes y medios, Sheinbaum dijo que trabajaba con todos los instrumentos en sus manos para hallarla.

La procuradora Ernestina Godoy reveló que la joven se encontraba sana, en su domicilio y atendida por la Fiscalía de Atención a Víctimas y hasta el momento no ha querido brindar declaración alguna sobre la presunta desaparición después de abordar el taxi.

Antes, Daniel, también hizo pública en Twitter la aparición de Karen: “Muchas gracias a todos por el apoyo, Karen Espíndola, mi hermana ya está en casa. No llegó en las mejores condiciones pero seguirán las investigaciones. En verdad no le deseo este sentimiento a nadie”.

La supuesta desaparición de Karen generó intensa movilización por parte de los cuerpos de seguridad de la Ciudad de México y causo alarma en redes sociales, cuando ella estuvo por espacio de 10 horas en un antro ubicado a 800 metros de su domicilio, en Coapa.

El impacto de los mensajes en Twitter alcanzó más de 26 millones de cuentas y tuvo una gran difusión en los medios de comunicación.