Trump y el terrorismo

Hands writing on old typewriter over wooden table background

La Voz en Corto
Octavio Rodríguez Pasquel Bravo

El racista y abusivo Presidente de los EE.UU. está nuevamente usando a nuestro país para consumo interno, además nosotros dando motivo para que lo haga, como cuando nos obligó a hacernos cargo del problema de la migración masiva, que no podemos olvidar que previamente fueron invitados por nuestro inefable AMLO que dijo serían bien recibidos. El haber atendido con prontitud las exigencias del gringo sirvió a sus propuestas porque es algo que presume ante sus conciudadanos, diciendo que México está pagando el muro a costa de su Guardia Nacional; Cierto. Tenemos que acostumbrarnos a estas amenazas durante el año electoral que vendrán del Norte hasta Noviembre del 2020, máxime nuestra debilidad ante la violencia interna.

Lo que no sucederá
Que tropas extranjeras las aceptemos en nuestro territorio, todos apoyaríamos en la medida de nuestras posibilidades al Presidente de la República, pero Trump tiene armas suficientes para dañar a nuestra economía, es ocioso nombrarlas pero entre muchas: volver al tema de los aranceles, atacar el Tratado de Libre Comercio, regresando a nuestros indocumentados y así por el estilo.

Lo que puede suceder
Que dada la inoperancia de nuestro gobierno, totalmente rebasado por el crimen organizado, presente una estrategia para medio defender al pueblo que actualmente no lo hace y que si en las ciudades con mayor población se padece en los poblados más pequeños es inaudito el desamparo en el que viven, en ellos ya no hay tranquilidad, la impunidad es absoluta.

Terrorismo
La palabra es dura, sobre todo porque cuando se declara el Secretario de Estado y el Presidente de los EE.UU., están autorizados para intervenir militarmente en otros países, la ley del Garrote, como ya se dijo no sucederá, pero si puede influir en la estrategia para el combate a la misma, algo que actualmente no existe o que al menos no la vislumbramos. El golpeteo del gringo no cesará hasta Noviembre del próximo año en que serán sus elecciones, al menos que nuestro Gobierno empiece a dar señales de cambiar el rumbo para darle y darnos el gusto, que haremos por la doblada de brazo que nos están dando.

Lo esperanzador
Que Trump, tan antipático, tratando de relegirse nos haga el favor de influir para nuestra pacificación y podamos recordar el viejo adagio: No hay Mal que por Bien no Venga.

[email protected] com

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz