Descarta EU salida de Maduro; anuncia que vigilará protestas en AL

El secretario de Estado Mike Pompeo durante una conferencia en la Universidad de Louisville, en Kentucky. Foto Esoecial

Redacción

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, admitió públicamente el lunes que Nicolás Maduro podría permanecer un largo tiempo en la presidencia de Venezuela, pero advirtió que apoyará a los países que intenten impedir que la agitación que vive en América Latina (AL) se convierta en revueltas.

En un discurso sobre América Latina en la Universidad de Louisville, en el estado de Kentucky, Pompeo reconoció que no sabe cuándo pueda terminar el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela.

“El fin viene para Maduro. Simplemente no sabemos qué día” llegará y expresó confianza en lograr la salida de Maduro y se refirió a la manera abrupta en que dejaron el poder en 1989 los líderes comunistas Eric Honecker, de Alemania Oriental, y Nicolae Ceausescu, de Rumania.

“Confío en que nuestra meta de la salida de Maduro está al alcance y puede ser antes de lo que pensamos”, indicó.

Estados Unidos y más de 50 países consideran que la reelección de Maduro en 2018 fue fraudulenta por lo cual reconocen como presidente legítimo de Venezuela al líder opositor Juan Guaidó.

Por otro lado, Pompeo, acusó a Cuba y Venezuela de intentar sacar provecho de las protestas democráticas en América Latina, y dijo que Washington apoyará a los países que intenten impedir que la agitación que vive la región se convierta en revueltas.

El funcionario acusó a Cuba y Venezuela de ayudar a promover la agitación en medio de las recientes manifestaciones que viven varios países en la región, aunque no ofreció datos específicos para respaldar sus comentarios.

Luego de mencionar las protestas en Bolivia, Chile, Ecuador y Colombia, Pompeo dijo: “En el Gobierno seguiremos apoyando a los países que intentan evitar que Cuba y Venezuela secuestren esas protestas y trabajaremos con (los gobiernos) legítimos para evitar que las protestas se conviertan en disturbios y violencia que no reflejan la voluntad democrática de la gente”.