Lo que sé de Hernán

Talavera Serdán / Quésto y Quel´otro

Cortés de Monroy y Pizarro Altamirano (Medellín,Corona de Castilla,1485/Castilleja de la Cuesta,Corona de Castilla, dic. 2,1547), es el conquistador español que recibe título de 1ermarqués del Valle de Oaxacaa inicios del sigloxvi, a cambio de llenar de oro, gemas preciosas y aves exóticas al reino español. Y toneladas de sangre mexica.
Lidera la expedición que inicia laconquista de Méxicoy el final del imperio, poniéndolo bajo el yugo de laCorona de Castilla, que denominaría Nueva España. De familia de hidalguía baja, va en busca del “Nuevo mundo” viajando aLa EspañolayCuba, en donde por corto tiempo es alcalde, al ser fundada por los españoles durante la tercera expedición a tierra firme. Su temperamento volátil, lo bronquea con el gobernador de Cuba,Diego Velázquez de Cuéllar, y se aventura a tierras nuevas, que resultan ser territorio maya para de ahí entrar a dominios Olmecas y tlaxcaltecas. La serie, al parecer bien documentada, habla de cómo desde entonces todos estábamos contra todos en Mexicalpán de las Tunas. Nada ha cambiado, por lo visto.
En una de esas incursiones, con su clásico discurso de “vengo en son de paz”, los reciben como dioses “mitad hombres-mitad venados” (esta frase los desmitifica graciosamente al verlos desmontar de sus caballos), ya posesionado de su rol de conquistador, se da vuelo con la repartición a destajo de tierras y mujeres, dejando en Tenochtitlan a Pedro de Alvarado (Michel Brown, actor argentino), que diezma a la gran ciudad por sus desmadres; mientras, Hernán, que tiene una gran aliada en la Malinche, o Marina (debutante Ishbel Bautista, real sorpresa), como la bautizan bajo el rito católico, que además de hermosa y sabia es políglota, y un elemento invaluable para sus planes, aunque descubrimos que ama a Cortés y tolera sus desaciertos. (Acierto, conservar el náhuatl a lo Apocalypto, aunque sólo Dios y los productores sepan qué tan verídico sea su empleo.)
JORGE GUERRERO, el “Fermín” de Roma, es Xicoténcatl, con la presencia y autoridad necesarias. Un capítulo lo dedican a el, como a cada uno de los participantes clave en esta mini de 8 capítulos. En su segmento, se nos da conocer otra característica de nuestros antepasados, ¡éramos caníbales!. El “malinchismo”, toma relevancia también, detalle pequeño que nos ha distinguido desde entonces.
“HERNÁN”, la serie que recién estrena Amazon y muy pronto retransmitirá Azteca Uno, que produce junto con Dopamina, es un hallazgo de producción, extraordinariamente bien ambientada, adornada y fotografiada, con efectos visuales de primer orden y actor titular que suele caerme mal, aún como “Cantinflas”, Óscar Jaenada, que en su siguiente rol como Luis Rey, padre de Luis Miguel, es universalmente odiado y que como Hernán, históricamente al menos, da razones más que suficientes. (Aún me gustaría entender -aunque sin muchas ganas-si es cosa mía personal o de plano el señor llegó a la cola en el reparto de Carisma, indispensable para colarse como primer actor o encabezar producciones de costo elevado, como ésta, donde en verdad, no hace gran cosa; por lo menos no hasta el capítulo “Xicoténcatl”, donde me estaciono por el momento.)
En 1541, Cortés retorna a España, donde fallece seis años después, pobre y amargado.
“Hernán”, originalmente titulado “El hombre”, tiene locaciones de rodaje en Catemaco, Nanciyaga, Roca Partida, Xochimilco, Tlaxcala, Desierto de los Leones, y numerosos paisajes nuestros. En Amazon vea la serie de un tirón, en A1 deberá verlo a capítulo por semana.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz