Alimentos en Navidad: Cuida tu salud

Hands writing on old typewriter over wooden table background

Anatere Herrera Coach certificado

Se acerca Diciembre y es muy importante que cuidemos nuestra alimentación, más si estamos bajo un tratamiento médico. Seguir combinando deporte y alimentación, hará que disfrutemos de estas fiestas decembrinas en familia sin ninguna preocupación.
Dentro de estas festividades encontramos platos típicos de la Navidad, época del año en la cual introducimos en nuestra dieta gran variedad de alimentos, incluso algunos que no aparecen en nuestras mesas el resto del año.
Algunos nutriólogos mencionan que en estas fechas, los menús habitualmente consumidos al mediodía y durante la cena son normalmente elevados en proteínas y lípidos, por ello, se debe procurar introducir productos fuente de hidratos de carbono complejos en el resto de las comidas para que la dieta total sea equilibrada. Las reuniones familiares que se realizan en Navidad suelen coincidir con una de estas dos comidas, por ello al igual que el resto del año no debemos olvidar introducir en desayunos y meriendas alimentos como cereales y frutas, además estas últimas no suelen aparecer como postre tradicional durante estas fechas por lo que es adecuado consumirlas en otros momentos del día.
Por otra parte no debemos olvidar las bebidas características como el vino o la sidra. Si decidimos incorporar estas bebidas, siempre bajo un consumo moderado, no debemos olvidar que 1 g de alcohol nos aporta 7 kcal, por esto, una copa de vino de 12º aporta unas 83 kcal, una copa de cava 87 kcal y una de sidra 69 kcal.
Algunos consejos más recomendados por los nutriólogos para tener en cuenta en esta época son:
Moderar las cantidades. Si una comida se compone de cuatro platos, coma cantidades pequeñas de todos ellos. Deje de comer antes de sentirse totalmente lleno. Beba alcohol con moderación. Si después tiene que conducir, es mejor no ingerir bebidas alcohólicas. Si se ha hecho una comida o cena más abundante, en la siguiente es mejor limitar la ingesta y tomar más fruta, verdura y lácteos para compensar. Recuerde comer fruta durante las meriendas y los desayunos, ya que el postre habitual de estas fechas no incluye una gran cantidad de este grupo de alimentos. • Aproveche estos días para salir a pasear y hacer actividades físicas con la familia.
• Las fiestas navideñas no solo modifican nuestra dieta , también se afectan las horas de descanso, así que comienza a prepararte para pasar unas bonitas fiestas decembrinas, programándote a que pondrás más atención a tu salud el siguiente mes. Y si es posible hacerlo en familia mucho mejor.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz