Necesitan ganaderos de más veterinarios

Pablo Salas
Cortesía

Mariano Escobedo.- Ganaderos y campesinos lamentan que no existan médicos veterinarios, afectando directamente sus actividades agrícolas y económicas, debido a que son los animales su medio de transporte, trabajo y fuente de empleo.
Recurren a servicios particulares donde los costos por consulta y tratamiento oscilan entre los 700 y mil pesos.
“No contamos con asistencia de médicos veterinarios en el municipio, es triste porque más de 60 por ciento de la población viven de actividades agropecuarias, soy productor de leche y queso, tengo seis vacas, en temporada de invierno tienden a padecer enfermedades, tan solo una consulta y tratamiento me cuesta mil pesos, esa cantidad representa una semana de trabajo” comentó Eduardo Jiménez, habitante de El Mirador.
Otro padecimiento recurrente que sufren los ganaderos, son las relacionadas con enfermedades en los caballos, siendo su principal medio de transporte y carga, los comerciantes de madera recorren largos kilómetros para ofrecer sus productos, son los caballos el medio de transporte que utilizan para llegar a municipios como Orizaba, Ixtaczoquitlán, inclusive Córdoba.
“Vendo madera, todos los días tengo que cabalgar a diversos lugares, algunos no están muy retirados como Ixhuatlancillo o La Perla, pero en otros caso tengo que ir hasta Córdoba y sus comunidades, lógicamente el caballo resiente todo esto, muchas veces terminan con alguna lesión en sus patas, alguna ocasiones por la sobre carga se luxan, no contamos con médicos veterinarios que nos puedan orientar, tenemos que realizarlo de forma empírica y de acuerdo a nuestros conocimientos atendemos a los animales”, manifestó Isaac Rodríguez, habitante de El Mirador.

Mueren animales
por falta de atención
Los campesinos y ganaderos de las comunidades de varias comunidades de Mariano Escobedo afirman que está situación genera que animales mueran por falta de atención, además de generar problemas que pueden desencadenar problemas en la salud humana, especialmente en animales de consumo humano como gallinas, cerdos, vacas, borregos entre otros más.
“Es un grave problema el no atender a los animales para consumo humano, la ignorancia y principalmente la pobreza orilla a las personas a vender o consumir a sus animales con enfermedades, un ejemplo son los cerdos, la enfermedad del tomatillo (cisticerco) es curable cuando se detecta en el cerdo, pero el desconocimiento o la falta de dinero provoca que las personas que tienen crianza los vendan con esta peligrosa enfermedad” comento.

Recurren a médicos
del sector salud
Como una alternativa y medida emergente, los campesinos recurren al centro de salud, médicos y enfermeras auxilian en actividades básicas para los cuidados, tratamientos, partos e inyecciones, estás actividades las realizan como servicio social, el pago de sus honorarios únicamente es simbólico, mediante obsequio.
“Tenemos que recurrir a los médicos del Centro de Salud, por ejemplo con las inyecciones, enfermedades o en ocasiones hasta partos, afortunadamente son muy serviciales y no nos cobran un solo peso” comentó.