Búsqueda de Érika acaba en tragedia

De la Redacción

Paso del Macho.- A cinco días de haber desaparecido en la localidad de Mata de Gallo, fue hallada sin vida Yuriana Érika Crisantos Popo, en medio de unos cañales cerca del ingenio Central Progreso, en la misma zona donde el pasado 17 de octubre fue encontrado el cuerpo de otra mujer, también originaria de esa misma localidad pasomachense.
Alrededor del mediodía lugareños reportaron al 911 la presencia de un cuerpo en estado de descomposición, en una cuneta del libramiento que va del municipio de Paso del Macho al ingenio Central Progreso, a 200 metros de un corralón.
Al lugar arribaron policías estatales y municipales para confirmar que en el lugar se hallaba el cadáver de una mujer con huellas de violencia y en descomposición, por lo que de inmediato se notificó a las autoridades ministeriales.
La identifican Por las características físicas que se apreciaban en el cadáver, trascendió que se trataba de la mujer de 32 años desaparecida el pasado 16 de noviembre, tras salir de su domicilio en la localidad de Mata de Gallo, versión que fue confirmada por las autoridades horas más tarde.
Tras el acordonamiento de la zona, funcionarios de la Fiscalía y criminalistas llegaron al sitio del hallazgo para el levantamiento de los indicios y ordenar el envío del cuerpo al Servicio Médico Forense en Córdoba.
Era buscada El sábado 16 de noviembre Érika Crisantos Popo dijo a su familia que saldría a realizar unos pendientes y que volvería en un par de horas; el tiempo pasó y sus familiares al ver que no llegaba llamaron a su celular, sin embargo nunca entró la llamada.
La última vez que la vieron con vida llevaba puesto un vestido color vino y zapatos beige.
Ante esto sus familiares denunciaron su desaparición en la Fiscalía General del Estado, quienes iniciaron las indagatorias junto con la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas. Cinco días después de su desaparición, Érika fue hallada sin vida.