Dejan 90 muertos protestas por alza de combustible en Irán

Redacción

Las protestas registradas por el incremento al precio de la gasolina han dejado al menos 90 muertos y varios manifestantes heridos en las provincias de Khuzestan, Teherán, Fars y Kerman en Irán.

El gobierno de Teherán anuncio la media noche del viernes sin previo aviso el alza al precio de la gasolina de un 50 por ciento para los primeros 60 litros y en un 200 por ciento para cualquier combustible adicional desatando una ola de inconformidades.

Los primeros disturbios se registraron el sábado en Sirjan al sureste de Teherán donde los manifestantes trataron de incendiar un depósito de petróleo, sin embargo fueron detenidos por la Policía.

Las protestas han dejado daños en 69 bancos, 28 autobuses incendiados, ataques en los edificios municipales de Isfahan y dos bases de las fuerzas (voluntarias) de Basij también han sido dañadas, informó la agencia iraní de noticias FARS.

Este martes tres integrantes de las Fuerzas de Seguridad murieron apuñalados cerca de Teherán, cuando fueron atacados por “amotinados, informaron medios de prensa iraníes.

Una fuente del ministerio del Interior de Irán fue citado por el periodista iraní Shahed Alavipor diciendo que 200 personas habían muerto y más de tres mil han resultado heridas.

“Los principales culpables de los disturbios en los últimos días han sido identificados y se están adoptando las medidas adecuadas y la honorable nación será informada sobre su resultado más tarde”, dijo el ministerio de inteligencia iraní en un comunicado.

El portavoz del poder judicial iraní, Gholam Hossein Esmayeeli, anunció el martes que se había restablecido la calma en el país después de los recientes disturbios que comenzaron después del plan de aumento de precios de la gasolina del gobierno.

Las redadas violentas y el daño a las propiedades registradas en los cinco días de protestas han sido mayor que lo que sucedió en los disturbios de febrero de 2018.

En diciembre de 2018, el presidente iraní Hasán Rohaní ya había intentado aumentar los precios de la gasolina, sin embargo el Parlamento bloqueo la medida.