Beber suficiente agua en invierno

Hands writing on old typewriter over wooden table background

Ana Tere Herrera Coach Certificado

En invierno, la ausencia de calor puede hacernos creer que necesitamos beber agua en menor cantidad. Pero lo cierto es que el agua es muy necesaria por diversos motivos.
El agua tiene un valor incalculable para nuestro cuerpo, ya que debe estar presente en todas las funciones de nuestro organismo.
Se trata del medio ideal para el transporte de sustancias, indispensable para los procesos de digestión, absorción y distribución de nutrientes, así como el principal responsable de la eliminación de elementos tóxicos que dañan el organismo. Se encuentra en los músculos (75%), en los huesos (22%) y en casi todos los procesos vitales.
Mantener los niveles de agua en el organismo, permite que nuestros órganos trabajen a la perfección, por ejemplo, regulando la temperatura, amortigua las articulaciones, protege de traumatismos; por ser el solvente universal ayuda a deshacer los desechos, convierte los alimentos en energía, lubricante el aparato digestivo, activa el metabolismo y ayuda a absorber los nutrientes.
En invierno aunque no tengamos la sensación de sed es necesario consumir agua. La falta de agua podemos notarlo en los labios, ojos o piel.
Los médicos y expertos comentan que existen alimentos que, por su gran contenido de agua, ayudan a mantener la temperatura y que deben ser incluidos en la dieta. Algunas de estas alternativas saludables son las verduras (entre 87 % y 96 % de agua), como la lechuga, el pepinillo, la caigua, el tomate y el apio; y las frutas (entre 70 % y 93 % de agua), como la sandía, el melón, la papaya, la naranja y la mandarina.
También se puede optar por algunas carnes (entre 74 % y 82 % de agua), como el pescado (merluza, jurel, caballa, bonito, anchoveta).
La especialista indica que los bebés, los niños y los mayores de 65 años son los más vulnerables de cara a algún tipo de deshidratación, por lo que debe haber un cuidado especial con ellos en cualquier época del año.
Así que te recomiendo que tomes agua durante esta época de invierno aunque no tengas sed ya que tu cuerpo lo agradecerá y podrás pasar este invierno sin tener que acudir al médico.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz