Regresa Obispo Patiño a Córdoba

Alejandro Aguilar
El Mundo de Córdoba

El obispo Eduardo Porfirio Patiño Leal regresó a Córdoba, y aunque su estancia será solo de dos semanas, anunció su participación en actividades de la Diócesis.
Por otra parte, tras el Primer Informe de Gobierno de Cuitláhuac García Jiménez, mencionó que el tema de la inseguridad es un problema pendiente por resolver, por lo que recordó que la sociedad lo percibe como un fenómeno en incremento.
A principios del mes de agosto Patiño Leal se retiró de Córdoba para trasladarse a su ciudad natal, Monterrey, para atenderse un linfoma que le aqueja desde hace un año.
“Gracias a los tratamientos y a las oraciones de las familias de nuestra Diócesis, la úlcera gástrica ha quedado completamente cicatrizada y según el último estudio de endoscopia ya no se encuentran células malignas que temer. Pero los cuidados médicos deben continuar para tener la confianza de que me encuentre en una etapa de remisión de este mal”, reveló.
Su estancia en la ciudad se da bajo autorización médica, para poder participar en la Asamblea Eclesial Diocesana número 20, a realizarse del 19 al 21 de noviembre. Sin embargo, para mediados de diciembre próximo deberá estar en Monterrey para tomar su última quimioterapia.
Adelantó que también está pendiente de los preparativos para la recepción del nuevo obispo coadjutor, Eduardo Cirilo Carmona Ortega, a quien se le dará la bienvenida el viernes 3 de enero del 2020 en la parroquia de San José Obrero para luego caminar a la Catedral, y luego una visita al Seminario Mayor el Buen Pastor en la localidad de El Barreal.
Mencionó que se tiene ya contemplado una celebración por sus 20 años al frente de la Diócesis para en junio del 2020, para luego pasar al XX Congreso de Laicos y después Patiño Leal determinará en qué momento el obispo coadjutor asumirá la conducción de le iglesia.