Piden aplicar recursos a salud con eficiencia

Jazmín Suazo
El Mundo de Córdoba

Tras la desaparición del Seguro Popular, médicos particulares coincidieron que entre las mayores deficiencias que tenía ese organismo era la falta de infraestructura y el soporte médico, por lo que consideraron debe haber una eficiente aplicación de recursos con la creación de la Secretaría de Salud para el Bienestar.
El Seguro Popular ofrecía un catálogo de enfermedades que se podían cubrir sin costo, y con la creación de la Secretaría de Salud para el Bienestar se considera eliminar las restricciones en los tratamientos y medicamentos que otorguen.
El médico Ramón Morales Vargas señaló que el Seguro Popular no falló sino la definición estructural para agrupar a la gente. “Era una buena medida de atención de salud a la población en general, lo que falló fueron ciertas directrices que no se distribuyó bien la situación del derechohabiente”, comentó.
Con la creación de Salud para el Bienestar, nombre que se le da al extinto Seguro Popular para atención médica, quirúrgica y de tratamiento para los que no tienen seguridad social, algunos médicos señalaron que esto no implica que se atienda a más ciudadanos, ya que la capacidad humana y de infraestructura es la que no es suficiente.
“Si los programas están bien dirigidos y los que los proyectan hacen las cosas como debe ser será en beneficio a la población. Mucha gente que tenía Seguro Popular iba con nosotros, porque sobrepasó la población en relación a la capacidad hospitalaria y de personal, tan sólo el Hospital Civil (General Córdoba-Yanga) hace falta gente que atienda a la población y por eso iban al médico privado”, dijo el médico.
Por otra parte, la presidenta de Médicos Generales y Familiares a nivel nacional, Hilda Alcántara Valencia, comentó que siempre y cuando la atención sea adecuada para el paciente no importa cuántos programas vengan o cambien si no se da el principio básico de la buena atención hospitalaria, pese a que haya falta de insumos se debe dar el mayor esfuerzo.