Ora con insistencia hasta que Él te oiga

Lectura del santo Evangelio según San Lucas 18:35-43
En aquel tiempo, cuando Jesús se acercaba a Jericó, un ciego estaba sentado a un lado del camino, pidiendo limosna. Al oír que pasaba gente, preguntó qué era aquello, y le explicaron que era Jesús el nazareno, que iba de camino. Entonces él comenzó a gritar: “¡Jesús, hijo de David, ten compasión de mí¡”.
Entonces Jesús se detuvo y mandó que se lo trajeran. Cuando estuvo cerca, le preguntó: “¿Qué quieres que haga por ti?”. El le contestó: “Señor que vea”. Jesús le dijo: “Recobra la vista; tu fe te ha curado”.
Enseguida el ciego recobró la vista y lo siguió, bendiciendo a Dios. Y todo el pueblo, al ver esto, alababa a Dios.
Palabra del Señor.

Que hubiera sido de este ciego si no grita con insistencia a Jesús, tal vez no habría alcanzado la curación de su ceguera. Este es parte del problema de muchos de nosotros, que pensamos que estamos solos con nuestros problemas y que Dios no nos puede escuchar, o tal vez por nuestra falta de confianza en el poder del Señor solo le pedimos algunas veces y ello sin fuerza ni con confianza, por ello Dios no nos concede lo que le pedimos.
Aprendamos de este pobre ciego, que al saber que es Jesús el que pasa, reconoce que es el Mesías el enviado de Dios para ayudar a los ciegos y a todos los que sufren. Oremos con insistencia a Jesús, pidámosle que nos ayude en nuestros problemas con la pareja, con los hijos, con el trabajo o con nuestra salud. Porque es en la calidad y la insistencia de tu oración en donde se expresa tu fe, es decir, tu confianza y apoyo en el señor.
Es precisamente esta confianza expresada en oración la que atrajo los ojos de Jesús y le concedió lo que este ciego deseaba. Ora con insistencia hasta que Jesús se detenga en tu vida y te pregunte: ¿Qué quieres que haga por ti?

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz