Estudian cientos en zonas riesgosas

De la Redacción

A pesar del peligro que representa para los alumnos, varias escuelas de Córdoba laboran a corta distancia de gasolineras, así como de transformadores y ramales de cables de luz de alta tensión.
Con ello incumplen la Norma Mexicana MX-R-003-SCFI-2011 vigente, que dicta que se debe de evitar este tipo de riesgos.
Algunas escuelas en donde es más evidente el problema son la “Ricardo Flores Magón”, “Carlos A. Carrillo” y “José Ochoa Lobato” y “Cuitláhuac”.
A pesar de que tiene ocho años la obligatoriedad de cumplir con los requisitos de esa normativa, de construir escuelas en terrenos ubicados a 50 metros de gasolineras y gaseras, así como de líneas de alta tensión, no se ha tomado alguna medida para evitarlo. En cambio los transformadores están pegados a las bardas y los ramales de cables sobre las instalaciones.
El encargado de la Coordinación Regional de Protección Civil, Héctor Pérez Pérez explicó que para actuar es necesario que exista alguna queja y entonces se realiza una valoración, donde se determinará si es necesario mover los cables para evitar accidentes y se requiere un dictamen de la CFE.
“Esto depende si la escuela llegó antes o después de donde se encuentra la estructura de cables”. Sobre la situación de escuelas ubicadas frente a gasolineras, señaló que para autorizar la instalaciones de los centros de servicio debieron cumplirse requisitos y límites autorizados para instalarse, aunque existen escuelas como la “Guillermo A. Sherwell” ubicada frente a una gasolinera.
(Inf. de Alejandro Aguilar)