Con el fin de ayudar

Adoración Castelán
El Mundo de Córdoba

Como cada mes, el desayuno a beneficio del asilo Emaús fue todo un éxito.

Distinguidas damas se reunieron con alegría para disfrutar de una mañana fresca, eligiendo un restaurante que las recibió como lo merecen, música clásica de fondo, una decoración espectacular y un olor a café antojable fue parte de lo que se disfrutó en ese momento.

Las pláticas, las risas, los planes de acción y los comentarios para la siguiente actividad, no faltaron en ningún momento.

Su rico desayuno incluyó jugo, omelet y una ensalada dulce, entre otras cosas que degustaron con alegría.

El evento de este mes se tornó diferente y especial con la presencia del padre Jorge Montero Díaz, quien fuera fundador del asilo, siendo la primera vez que está presente en estos desayunos. “Es una dicha que esté aquí”, compartieron las organizadoras.