Tiene Trump revisión médica fuera de agenda

Trump se tuvo un chequeo médico fuera de agenda, según medios estadounidenses. Foto Especial

Redacción

Fuera de su agenda pública, el presidente estadounidense Donald Trump pasó más de dos horas en una clínica, en lo que sus voceros llamaron, “parte de su examen físico anual”.

La revisión médica se realizó en el Centro Médico Nacional Walter Reed, informó la Casa Blanca.

La cita no estaba en el horario público de fin de semana de Trump, y su último examen físico fue en febrero, recordó el portal de la revista Time.

Citando a la secretaria de prensa Stephanie Grisham, Time informa que el presidente de 73 años estaba “anticipando un 2020 muy ocupado” y quería aprovechar “un fin de semana libre” en Washington para comenzar partes de su chequeo de rutina.

La funcionaria no fue más específica sobre las pruebas, reportó Time.

Según el último chequeo médico de febrero, Trump pesa 110.2 kilos y mide 1.92 metros, lo que en índice de masas corporal lo ubica como obeso. Foto Especial

Los exámenes físicos de Trump para 2018 y 2019 se anunciaron por adelantado y aparecieron en su agenda pública.

El pasado 8 de febrero pasado, el último chequeo mostró que Trump había aumentado algunas libras y ahora oficialmente se lo consideraba obeso. Su índice de masa corporal fue de 30.4. Su peso era de 110.2 kilos (243 libras) y medía 1.92 metros (6 pies y 3 pulgadas) de alto.

Un índice de 30 es el nivel en el que los médicos consideran a alguien obeso según la fórmula de uso común.

En esa sesión, estuvo más de cuatro horas en ese mismo centro médico supervisado por el Dr. Sean P. Conley, su médico, e involucrando a un panel de 11 especialistas.

Trump no bebe alcohol ni fuma y su forma principal de ejercicio es el golf.