Lamentable final en el triunfo de Browns 21-7 sobre Steelers

El lindero de Browns Myles Garret golpea al quarterback de Steelers Mason Rudolph con su propio casco. Foto Especial

Redacción

Con un lamentable final que incluyó una agresión con su propio casco al quaterback de Steelers Mason Rudolph y tres expulsados, los Cleveland Browns derrotaron 21-7 a Pittsburgh al iniciar la Semana 11 en la NFL.

Los Acereros sufrieron así un tropezón en la búsqueda por ingresar a los playoffs en cálida de comodín y los Cafés encendieron una vela para alcanzar lo que ya tienen muchas temporadas esperando.

La agresión de Garrett contra Rudolph en el FirstEnergy Stadium de Cleveland. Foto Especial

El liniero defensivo de los Browns, Myles Garrett, arrancó el casco de Rudolph y con él le golpeó la cabeza al mariscal de campo de los Steelers después de que los dos se enredaron en el suelo en una captura de las cuatro que padeció el quarterback de Acereros.

Se jugaban los ocho últimos segundos del juego en el campo del FirstEnergy Stadium de Cleveland cuando tras la bronca Garrett, el tackle defensivo de los Browns, Larry Ogunjobi, y el centro de los Steelers, Maurkice Pouncey, fueron expulsados. Pouncey fue sacado del campo después de lanzar un par de golpes y patear a Garrett en el casco mientras estaba en el suelo.

Se prevé que Garrett y Pouncey enfrenten suspensiones.

El quarterback de Browns Baker Mayfield festeja tras acarrear el balón una yarda a la zona de anotación. Foto Cortesía: Cleveland Browns

La suspensión más larga por un incidente en el campo en la historia de la NFL son los cinco juegos que Albert Haynesworth recibió en 2006 por pisotear la cabeza de Andrew Gurode, recordó el portal de la cadena ESPN.

Tras el golpe, Rudolph no mostró consecuencias.

“Es inexcusable”, dijo el mariscal de campo de los Browns, Baker Mayfield, a la cadena Fox después del juego. “No me importa si hay una rivalidad o no”.

“La realidad es que lo suspenderán, no sabemos cuánto tiempo, y eso perjudicará a nuestro equipo”, agregó Mayfield refiriéndose a Garrett.

En el campo, los Steelers fueron un desastre que se veía venir tras el anuncio de que no jugarían por lesión el corredor James Conner (hombro) y el receptor abierto JuJu Smith-Schuster (conmoción cerebral).

Sin ellos, el mariscal Rudolph, no tuvo suficiente ayuda y lanzó cuatro intercepciones, lanzando 23 pases completos, uno para touchdown sumando 221 yardas por aire.

El corredor de Steelers Jaylen Samuel anota un touchdown, el único que tuvo de Pittsburgh. Foto Cortesía: Pittsburgh Steelers

En el tercer cuarto, el receptor abierto novato de los Steelers, Diontae Johnson, sufrió una conmoción cerebral por un golpe despiadado por el profundo de los Browns, Damarious Randall, quien fue expulsado.

Antes del desastroso final, Mayfield lanzó dos pases de touchdown y anotó en una caída de 1 yarda en apenas la cuarta victoria de Browns sobre Steelers en 10 años.

Mayfield tuvo una noche de 17 pases completos con los que registró 193 yardas totales.

Los Browns (4-6) han ganado dos partidos seguidos después de perder cuatro consecutivos y marchan en tercer lugar atrás de los Acereros (5-5) en la División Norte de la Conferencia Americana.