Diabetes, lucha de todos los días

Laura Sánchez
Cortesía

Este es el caso de Juan José Castelán de 36 años, quien padece diabetes es tipo 2, la cual le fue detectada hace cuatro años, pero no se ha dejado deteriorar por enfermedad.
Castelán empezó con síntomas de pérdida de peso sin control, mucha sed, cansancio y empezó con hiperglucemia; actualmente se ha controlado bajo una buena dieta, descansa bien, toma un shot de whisky de manera ocasional, lo cuál dice que le beneficia mucho.
No consume tortilla ni pan, ya que son altos en sodio. Ingiere sus medicamentos de manera correcta ya que no le gusta que le apliquen insulina por medio de inyección. Los medicamentos que toma son Cyntelle, Empagliflozina y Glimepirida.
Toma tés amargos (para dejar un poco el medicamento) de árnica, genjibre, polvo michuacano para controlar la ansiedad y que todo el tiempo me da hambre, sueño y calambres, ya que su circulación no es muy adecuada.
Juan por su trabajo viaja mucho, así que le es casi imposible llevar a cabo la dieta establecida por un médico, asi que hace todo lo posible para llevar una vida sana y poder contrarrestar un bien a su enfermedad.
Menciona que todo el tiempo trae consigo su glucométro, ya que como viaja no puede realizarse los estudios oportunos, de los cuáles cada mes se debe realizar, sus medicamentos no deben faltar ya que comenta que se siente terrible cuando hay un malestar a causa de la diabetes.
Cabe destacar que la mayoría de los mexicanos detectados con algún tipo de diabetes, son a partir de los 30 años,usualmente este padecimiento suele ser hereditario por parte de padre o madre, así como el desarrollo de esta enfermedad a personas que sufren de obesidad y sobrepeso.