Se re abre el Overlock

Tomás Setién Fernández y Natalia Setién Aguilar

Dany Torrance ha crecido como un árbol con pésimo abono, sintiendo como sus ramas y raíces pierden el equilibrio, por el vicio heredado de su orate padre, aquel que terminó siendo congelado por su propio vástago, dentro de una lucha de vencer o morir; hoy el rey de El Resplandor es un tipo vencido tomando Jack Daniels a la menor provocación posible, hasta que su vida da un giro al conocer a una niña con un resplandor, inclusive superior al que tuvo, y a su cargo en un asilo, en donde ayuda a bien morir a los que dan el paso hacia el más allá, por lo cual se gana a el mote del Doctor Sueño (Eterno).
La cinta titulada Doctor Sueño, es el complemento novelesco de Sthepen King a su máxima obra titulada El Resplandor, filmada en el año de 1980 por Stanley Kubrick, por lo cual toda comparación carece de todo sentido equitativo, ya que el realizador de la segunda parte de El Resplandor es Micke Flanagan, que ni siquiera puede cargarle la maleta al realizador de uno de los filmes mayores en el género de los hoteles con fantasmas vistiendo de frac, y oyendo las grandes bandas con la melodía cañón de Media Noche, las Estrellas y tú, mientras accionan sus perversiones y crímenes.
Mas la cinta que trata de la hermandad del desgastado Dany, correctamente interpretado por Ewan Mcgregor con la niña mágica Aba (KylieghCurran), enfrentando a una secta de espíritus sedientos de la vida eterna, absorbiendo los vahos y resplandores de niños y niñas que son victimados; los llevará al enfrentamiento final con la lidereza perversa Rose (Rebecca Ferguson), en el único sitio en donde puede ser vencida, por lo cual el siniestro hotel, mas lúgubre en la historia del cine, el Overlock, procede a llevar al cabo una reinauguración no esperada por nadie, en donde los espectros arrumbados despiertan, y le aplican la ley del talión a Rosa, siendo devorada uña por uña por ellos, dentro del gran atracón que no pudieron llevar al cabo en la cumbre del cine de terror El Resplandor.
Solo hay destellos de Jack Nicholson, Shelley Duval, Dany Lloyd y de Scatman Crothers por actores con ciertos parecidos de los mismos, salvando la cinta el laberinto del hielo, las mellizas asesinadas, y sobre todo el bar del hotel, en donde el ya viejo Dany desprecia una copa de Jack Daniels invitada por su padre, sirviendo para secarse la sangre a borbotones que sigue arrojado el ascensor, la delicia de volver escuchar la canción tema del Resplandor y del Doctor Sueño, Media Noche, Las Estrellas y Tú, entendiendo que ningún fantasma con tono escarlata en las manos puede ser tan perverso con tan buenos gustos-
Finalmente el Overlock es destruido por un Dany agonizante, para luego en espíritu vivir por los siglos de los siglos con Aba.
También ninguna película puede ser tan mala con tamaño tema musical.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz