‘México me salvó la vida’

Agencias

Tenía los párpados hinchados y los ojos enrojecidos, había pasado más de 24 horas en un avión militar del gobierno mexicano que, dijo, “le salvó la vida”. Bajó de la aeronave sin el cargo de presidente de Bolivia y sin su característica chaqueta étnica.
Pasadas las 11:00 horas del martes, ya en suelo mexicano, un enredo no político lo hizo frenar en su camino: detuvo su andar para amarrar las agujetas de sus zapatos; continuó por el pasillo rodeado por periodistas y fotógrafos que le gritaban ¡Hey Evo, Evo, Evo! buscando la mejor toma del hoy exmandatario de Bolivia.
Durante su viaje pasó por Perú, Paraguay, Bolivia, Brasil y Ecuador hasta llegar a aguas internacionales.
Pero el boliviano llegó “sano y salvo”, a decir del secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, quien fue el operador para sacar a Morales de un país que gobernaba hace apenas dos días y en el que también había una recompensa para quien lo entregara.
“Agradezco profundamente al hermano presidente de México y al pueblo por salvarme la vida. Digo esto porque el día 9 de noviembre, sábado, a uno de mi equipo de seguridad, del Ejército, me informó con mensajes y llamadas (…) que pidieron que le entregaran a Evo a cambio de 50 mil dólares”, dijo Morales.
Tras renunciar a la Presidencia de Bolivia el pasado domingo, Morales abordó un jet Gulfstream G-550 para ser trasladado desde La Paz a México. El avión costó 55 millones de dólares, y es uno de los 72 aviones que se encuentran a la venta por parte de la administración amlista.

Asume senadora
la presidencia
La senadora Jeanine Añez se declaró ayer presidenta de Bolivia y aseguró que tomará las medidas necesarias para pacificar el país, luego de más de tres semanas de conflicto postelectoral.
“Se trata de llevar adelante el proceso y convocar a elecciones lo más antes posible”, indicó Añez al asumir la Presidencia de Bolivia en una sesión en el Senado, caracterizada por la falta de quórum, en la que no estuvieron los legisladores afines a Evo Morales.
“El pueblo boliviano es testigo de que hemos hechos todos los esfuerzos necesarios para canalizar la presencia de los asambleístas de las tres fuerzas políticas, sin embargo, los parlamentarios del MAS (Movimiento al Socialismo) no se han hecho presentes”, señaló.
Con el apoyo de su bancada y otros legisladores de oposición, la senadora se declaró presidenta de Bolivia a las 18:48 horas locales.
Tras dos sesiones en el Congreso que se tuvieron que suspender por falta de quórum, Añez asumió la Presidencia, mientras en el país continúa el clima de tensión, que se generó ante las denuncias de fraude en las elecciones del 20 de octubre pasado.
En tanto, miles de simpatizantes del exmandatario boliviano Evo Morales marcharon desde El Alto hacia La Paz, para concentrarse en las inmediaciones de la Plaza Murillo, en medio de un clima de tensión por la presencia de militares y policías, mientras aviones de la Fuerza Aérea sobrevolaban la zona.
Los manifestantes exigen el regreso de Morales, el respeto a la Whipala (bandera de las naciones indígenas de Bolivia) y la renuncia de la senadora Jeanine Añez.