Ledezma la esperanza

A Manera de Comentario
Tomás Setién Fernández

Hoy que de nuevo todo gira en el futbol mexicano profesional sobre la Selección Sub 17, ya campeona del mundo en un par de ocasiones, en Perú en el 2005 y en México en el 2011, cuando se conocía a ese grupo eminentemente triunfador como sede de Cadetes, un futbolista cordobés era propiamente el alma de ese representativo, el apodado gallito de oro, Elias Ledezma, apareciendo como su máxima estrella en el primer campeonato del mundo que se jugó, con aquellos niños que de pronto se volvieron jóvenes y ambiciosos, de avanzar en su carrera como futbolistas, en el buen sentido de la frase.
Llevándose al cabo el primer Mundial de la Sub 17 en China en el año de 1985, apareciendo el cordobés Elias Ledezma, también con el mote de guerra de El Profeta, como la inspiración de esa Selección que de pronto en forma súbita se encontró situada en el Grupo de la Muerte, en donde aparecían como favoritos para llegar lejos las Selecciones de Brasil y Hungría, por lo cual los jóvenes mexicanos solo tenían la posibilidad de vencer al representativo de Qatar, cosa que finalmente realizaron.
Y en ese cotejo ante Qatar, Elias se convirtió en el primer jugador cordobés en anotar en copas del mundo, hasta en dos ocasiones, detrás de ese éxito obtenido por el marcador de tres goles a uno.
Antes de la brillantez de Ledezma, los cadetes mexicanos habían sacado la inspiración para terminar empatando a cero tantos con la poderosa Hungría, no pudiendo con el Seleccionado de Brasil que los venció dos por nada, eliminándolos en la primera ronda de ese inicial Mundial de la Sub 17.
La escuadra mexicana terminaría en China en el décimo lugar, situación que se gesto con los dos tantos marcados por Elias Ledezma, que dentro de la eliminatoria en el área de Concacaf se cansó de anotar tantos para proyectar a sus colores a ese Mundial.
Convertido el ex jugador cordobés, que luego brillase tanto en las filas del equipo de los Tiburones Rojos del Veracruz, en el primer gran ídolo de ese tipo de Selección Nacional, que luego con el transcurrir del tiempo se iba a convertir en el gran orgullo del futbol mexicano rentado.
Hoy por hoy el Seleccionado Mexicano Sub 17, otroras Cadetes gloriosos, de seguir avanzando en Brasil en lo que es la última edición de una Copa del Mundo en esa categoría, iría nada menos que por la adquisición de su tercera Copa del Mundo.
Y atrás de todo eso estuvo Elias Ledezma Bueno.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz