Se estanca el consumo de bienes en familias

CarmenLara
Cortesía

El consumo privado, uno de los motores principales de la economía, reportó durante los primeros ocho meses del año el crecimiento anual acumulado más bajo del que se tenga registro para el mismo periodo en los últimos diez años, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).
Luego de dos meses de mantenerse en positivo, el Indicador Mensual del Consumo Privado en el Mercado Interior (Imcpmi) disminuyó 0.3% en agosto respecto a julio. Lo anterior ocasionó que el incremento anual acumulado fuera de apenas 0.9%, la tasa más baja desde 2009, cuando cayó 8.2%.
El Imcpmi se encarga de medir el gasto realizado por los hogares en bienes y servicios de consumo, tanto de origen nacional e importado, y es uno de los componentes más significativos del Producto Interno Bruto (PIB).
A decir del grupo financiero Ve por Más, lo que se observa es que la demanda de los bienes y servicios se desaceleró, reflejo de un comportamiento defensivo de los consumidores ante un entorno de mayor riesgo para el consumo.
Destaca además el deterioro sostenido en el mercado laboral, con mayores tasas de desocupación y una menor generación de empleo formal. Y también, por una mayor preocupación de las familias sobre su situación económica y del país.
Inegi también reveló, a finales de octubre, que laeconomíadel País se redujo 0.44 por ciento en el tercer trimestre de 2019 respecto al mismo lapso del año previo para ser su primer revés desde 2009.
Así, los primeros nueve meses del año dan cuenta de un estancamiento, al no registrar ningún cambio respecto al mismo lapso de 2018.
En la región, la situación no está mejor.
“En Orizaba, lo que es el mes de junio, julio, agosto y septiembre, siempre se cae la economía y a nivel México también”, estimó el contador Andrés Cachón Pat.
Señaló que será hasta mediados de noviembre cuando despegue el consumo interno con el Buen Fin, así como también en diciembre debido a la Navidad, cuando llegan los aguinaldos y bonos.