La ‘rebeldía‘ de Maite

Agencias

El 4 de octubre de 2004, la vida de Maite Perroni cambió, pues debutó como actriz en la telenovela Rebelde y, desde entonces, todo ha sido un sueño hecho realidad.
“Interpretar a Lupita Fernández fue mi primer experimento en un set, en una producción y con un equipo de trabajo”, relató la joven de 36 años, “aprendí muchas cosas, porque yo no tenía la experiencia ni el conocimiento, entonces, era llegar y empezar a descubrir en escena mi capacidad”.
Su llegada al mundo del espectáculo fue casualidad, pues acompañó a una amiga a un casting y, al final, estuvo entre las 10 finalistas.
“Me dijeron que no me iba a quedar porque era muy formal para un programa de Disney Chanel, pero que si me quería dedicar a esto, entonces, me preparara, estudiara actuación y tocara puertas”, platicó la protagonista de El Juego de las Llaves.
La oportunidad llegó con el papel de Lupita Fernández, con quien compartía muchas características, como el gran amor por su familia y la disposición para luchar por sus anhelos.
Y, aunque se trató de una de las mejores experiencias en su vida, ser parte de esta producción de Pedro Damián y, en especial de la banda, requirió que saliera de su zona de confort y aprendiera a realizar actividades que antes solo veía comoun hobby.
“Nunca me imaginé en un escenario, pero como niña siempre juegas a que eres todóloga y que cantas y bailas; me preparé mucho, porque mientras estaba en clases de actuación tenía una o dos horas a la semana de canto, como un complemento, porque en esta carrera nunca sabes qué puede suceder, si sale algo en teatro musical o si un personaje lo necesita”, recordó la egresada del CEA.
Después de este éxito, Maite continúo su carrera en ascenso, tanto dentro como fuera de México.
“Soy una persona que sabe disfrutar del presente y disfruté mucho RBD, pero en 2008 yo ya estaba haciendo otro personaje, una novela donde yo era la protagonista, entonces, estaba enfocada en que ese proyecto también fuera algo importante”, comentó, quien estudió hasta la secundaria en el Instituto Rosedal.
Uno de los retos a los que se ha enfrentado es el cambio de hábitos entre los televidentes, pues, ahora, las plataformas digitales acaparan el mercado.
“Para mí, lo ideal es no perder al público cautivo de la televisión, porque sigue existiendo y teniendo 4 millones de espectadores, solo que ya no es como antes, porque hay otro sector que se está enfocando en consumir series solamente en streaming”, explicó la actriz, quien tiene una relación con el productor Koko Stambuk.
En este sentido, para el siguiente año prepara el estreno del thriller Todo por ti, en Netflix.

Con información de Reforma