Ganan terreno ventas por FB

Laura Sánchez
Cortesía

Desde hace un par de años se han dado a conocer diversas empresas a través de Facebook, lo cuál resulta satisfactorio y gratuito, sobre todo por qué hay una buena interacción entre cliente y vendedor.
Este tipo de transacción comercial no está regularizada por la ley, debido a que venden personas que operan bajo el anonimato con cuantas que no tienen identidad propia.
“Pues yo empecé con la venta de ropa y mis clientes me pedían que subiera fotos y que asi ampliarán mis ventas, pero la verdad no he corrido ningún riesgo, ya que tengo sistema de apartado y el depósito pero que muestren el bauche del depósito y así ya guardar su prenda”, dijo Trajes Belada, la sra Angélica Olivera.
Cabe destacar que no todos los grupos se manejan con malas intensiones ya que algunas personas se han acoplado a esta red social, con el fin de vender o comprar sus productos de manera regular.
Sin embargo, a pesar de todos los beneficios que se obtienen con este nuevo mecanismo comercial, también existen muchos otros riesgos a los que se enfrentan, tanto los vendedores como los compradores, que pueden ser estafados.
Algunas ventas por Facebook, piden un previo deposito, cuyo porcentaje depende del precio de la prenda, de un 20 por ciento hasta un 50 por ciento.
Desde ropa, autos, artículos para el hogar, aparatos eléctricos y electrodomésticos, comida, incluso bienes inmuebles se ofrecen en distintos “grupos de Facebook”, cada uno con un nombre distintivo para que facilite la búsqueda a los clientes.
Además de poder encontrar ropa usada en buen estado y a precio bajo, las ventas a través de Facebook constituyen un ahorro considerable para quienes se dedican al comercio, ya que se ahorran la renta de un local, el pago de impuestos, espacio de almacenamiento y probablemente la contratación de un empleado.
Advierten a los miembros de grupos vendedores que al realizar la entrega o compra de algún producto sea en lugares públicos concurridos y evitar dar información de su domicilio, sobre todo a cuentas de usuarios, no ir solos o comentar a un pariente o amigo donde se va a citar a dejar el producto.
En este tipo de comercialización constantemente hay denuncias de los miembros de los grupos porque fueron estafados, sobre todo en el tema de aparatos eléctricos que es difícil revisar cuando se entrega en un lugar público, al darse cuenta de la falla, quienes lo vendieron simplemente ya no aparecen.