Mueren dos ahogados

De la Redacción

El primer deceso ocurrió alrededor de las 13:00 horas, en Atoyac, cuando un jovencito de 14 años, originario de Tlacolula, Oaxaca, se encontraba en la zona de Playa Bella, con al menos 15 muchachos más, quienes habrían asistido a un evento religioso.
Tras las actividades propias de la religión, los jóvenes decidieron refrescarse y se dirigieron al río.
Tras algunos minutos y alrededor de las 16:00 horas, el menor de edad se sumergió en el agua y sus compañeros lo perdieron de vista, para cuándo consiguieron ubicarlo, éste ya había fallecido. El pastor eclesiástico quien se encontraba al frente del grupo, solicito auxilio a los habitantes cercanos.
Al lugar arribaron paramédicos de Grupo Sirena, arribaron al punto y le brindaron los primeros auxilios, sin embargo, ya no contaba con signos vitales, por lo que dieron parte a las autoridades.

Lavaba ropa
Inés Beltrán Vázquez, de 46 años, con domicilio en la colonia Alatriste, se encontraba lavando ropa en la orilla de un río, cuando sin que hasta el momento se conozcan las causas, ingresó al afluente, y debido a que la mujer no sabía nadar, se ahogó.
Cerca de las 16:00 horas, el cuerpo fue visto flotando en el cauce, por lo que elementos de la Policía Municipal fueron alertados y confirmaron el reporte, solicitando el arribo de las autoridades ministeriales de la zona, para que tomaran conocimiento.
Peritos criminalistas de la Fiscalía General del Estado (FGE), tomaron conocimiento en ambos casos y ordenaron en traslado de los cadáveres a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), en la ciudad de Córdoba, en donde la mujer fue identificada a las pocas horas, mientras el cuerpo del joven quedó en espera de ser reconocido de manera oficial por sus familiares.