La sonrisa del Presidente

Hands writing on old typewriter over wooden table background

La horrenda matanza de miembros de la Familia LeBarón, un suceso de importancia internacional que por el salvajismo y la brutalidad que conlleva despierta inquietudes que deberían ser desde siempre, porque suceden en diferentes ciudades contra familias y niños 678 mexicanos en este año aunque no se les da la misma difusión.
No podemos culpar a López Obrador de esta violencia que aumenta año con año, siendo cierto que la heredó pero él hace como si fuera reportero relatando hechos y predicando.
En medio de tantas tragedias en las “Mañaneras” se nos muestra sonriente y haciendo chistes, además insensible al dolor ajeno, se estaban enterrando las víctimas de la Familia LeBarón la impresión es que no está consciente del Estado del País, todos los índices indican que vamos para un Estado fallido Economía, Salud, Educación y que siendo eje de un desarrollo no es lo peor, su verdadero enemigo es el crimen organizado que si no es más poderoso que el gobierno está llegando a serlo y me recuerda la vieja fábula de la Hiena que se alimenta de la carroña, que cohabita una vez al año y todo el tiempo se anda riendo. Nadie se explica si come excrementos y hace el amor una vez al año de qué diablos se ríe.

No queremos
matanzas
Pero entre menos se combata y se haga frente a quien agrede, mata, roba, extorsiona, rapta, el problema será en mayor cantidad, la impunidad es lo que hace crecer los delitos.

Anécdota Segunda
Guerra Mundial
Entre agosto y septíembre de 1940 Luftwaffe fuerza Aérea de Alemania bombardeó en vuelos nocturnos 57 noches seguidas la Ciudad de Londres, que contestaba al ataque con diversos cañones antiaéreos que rara vez acertaban a los cientos de aviones enemigos. Alguien preguntó en privado a Winston Churchill porque seguían funcionando a lo que el gran líder contestó: es un mensaje para nuestro pueblo y para los que nos atacan, como una demostración de que nos estamos defendiendo.

Nuestra
sensación
Muestro pueblo siente que nadie nos defiende y que estamos expuestos a que se nos ataque y la de los delincuentes es que pueden actuar con total impunidad.
En lugar de buscar culpables y dividir al país nuestro Presidente debía aglutinar voluntades para enfrentar al que le está arrebatando, si no es que ya lo hizo, el poder y no creer que lo tiene con pírricas victorias, como puede ser el haber obtenido la Comisión de Derechos Humanos con la Señora Piedra.
Aquí había que decirle está usted viendo el temblor y no se hinca.
Una sugerencia para el Congreso: deberían proponer para los comicios futuros, ya sea para Presidente de la República y Gobernadores, un examen psiquiátrico para prevenir y no lamentar.

[email protected]

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz