De mal en peor

J. Antonio Marín
El Mundo de Córdoba

Lejos del futbol esperado, y mucho menos de los resultados deseados, los Cafetaleros de Córdoba volvieron a caer dentro de la Liga TDP (Tercera División), ahora en casa por 1-2 ante los Reales de Puebla, conjunto que con el triunfo se mete en la pelea por un boleto a la liguilla.
El cuadro cordobés se fue al frente en el marcador por conducto de Poncho Méndez con un certero remate de cabeza, con lo que parecía que el equipo local se enfilaría a una victoria en el campeonato del mínimo circuito profesional.
En cambio, la visita poblana comenzó a trabajar de buena manera el resto del encuentro, mientras que los de casa cayeron en cierto exceso de confianza y así sumaron un descalabró más.
El empate llegó al minuto 50 de tiempo corrido por conducto de Erick Martínez, quien aprovechó un tremendo error de la defensiva, para quedar frente a Rodrigo Castro y sentenciar la igualada.
Tras el empate parcial, el entrenador Leony Zhieel, trató de componer la ruta, pero sus muchachos no entendieron la táctica y poco a poco los Reales se fueron apoderando del balón y por consecuente se volvieron más peligrosos.
La lluvia complicó el juego, lo hizo más ríspido. Reales sacaría entonces el mejor provecho. Así, al minuto 75, y tras otro grave error, en esta ocasión del arquero Castro, los Reales le dieron la vuelta al marcador correspondiente a la jornada 11 de la Liga TDP.
Cafetaleros intentó por las bandas, pero la visita cerró poco a poco las llaves y comiéndose la mayor cantidad de minutos los llamados Reales de Puebla sumaron tres unidades más para su causa.
Pese al esfuerzo de jugadores como Josué Reyes, Alfonso Méndez o Santiago Lima, los Cafateleros sufrieron un doloroso descalabro que los coloca en la parte baja del Grupo II de la Liga TDP.
Así Cafetaleros se queda con 16 unidades en la décimo primera posición, lejos de los primeros cuatro lugares que aseguran boleto a la liguilla de la división.