Huye de ‘El Profesor’

Agencias

Fue en 2017 cuando Álvaro Morte aceptó interpretar a “El Profesor”, personaje que, a través de la serie La casa de papel, le ha dado fama mundial, pero con el cual no desea ser encasillado.

“Tengo proyectos sobre la mesa que me conectan con ‘El profesor’, pero procuro escapar de ellos y miro hacia otros que sí me apetece enfrentarme porque son muy distintos.

No me gusta encasillarme en un solo personaje, me gusta que la gente piense que soy un actor y no ‘El Profesor’”, expresó.

Así como logró trascender al encarnar a “Sergio Marquina”, dijo que puede interpretar otros papeles diametralmente opuestos a él y es el objetivo que está persiguiendo.

De ahí, su más reciente participación en el thriller The head, que se filmó en Tenerife e Islandia, y en el que da vida al cocinero “Ramón”.

Álvaro Morte visitó la Ciudad de México. Arribó la noche del lunes para presentar su más reciente trabajo.

Se trata de la serie El embarcadero, que ya se estrenó en España, y a partir del 19 de noviembre comenzarán a verse sus capítulos en nuestro país, a través de Lifetime TV.

En la historia creada por Alex Pina y Esther Martínez Lobato, respon-sables de La casa de papel, comparte roles estelares con Irene Arcos y Verónica Sánchez.

Encarna a “Óscar”, un hombre que tiene una doble vida.

Desde hace 15 años está casado con “Alejandra” y hace ocho años, también lo hizo con “Verónica”.

Su mentira se descubre luego de su supuesto suicidio que desatará un remolino de misterio e intrigas.

“Una de las capacidades que más me gustan, es que un actor pueda ser camaleónico y el objetivo al interpretar a ‘Oscar’, era alejarlo completamente de nico y con mucho peso. Era difícil, pero teníamos que hacerlo”.

Morte de 44 años, resaltó que tanto el equipo creativo como él tuvieron que navegar hacia una dirección contraria a La casa de papel a fin de que el espectador viera a “Óscar” y no a “El profesor”, pues sucede que, en ocasiones el público, no ve de otra manera al actor más allá del personaje que lo marcó.

El embarcadero muestra que existen otras formas de ama.

Un cambio de perspectiva
La idea de la serie, dijo, surgió ante el interés de ver la vida de una forma distinta, de cambiar la perspectiva con respecto a un tema que se lleva anclado al interior de cada persona.

“Desde pequeños nos han enseñado que si queremos a alguien, solamente podemos querer a ese alguien y a nadie más, de lo contrario, estamos condenados al infierno por el resto de nuestra eternidad”, comentó Álvaro .

Explicó que “Óscar” engaña a su esposa con otra esposa porque es capaz de amar a dos mujeres a la vez, lo cual, propone El embarcadero, no se debe mirar como condena sino con entendimiento.

“Es lo que está pasando ahora. Las generaciones nuevas vienen con otro tipo de chip en la cabeza y cuando hablas con gente joven, entienden perfectamente esto y les parece normal que se pueda amar a más de una persona a la vez”.

“Ellos vienen sin esa carga que hemos tenido nosotros, sin esa culpabilidad. Saben que si quieres a más de una persona a la vez, no es una condena. En mi caso, me ha resultado difícil entender a ‘Óscar’, porque yo estoy casado con una sola persona y estoy bien así. Sin embargo, están surgiendo otras formas de amar”.