Gobierno mantendrá plan de seguridad

Agencias

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que, pese a que han enfrentado situaciones difíciles como el operativo en Culiacán y el ataque a la familia Le Barón, no desviará su plan para combatir la violencia.
“Últimamente hemos enfrentado situaciones difíciles, pero esto no nos va a desviar, al contrario, en las crisis, aunque sean transitorias, se definen más las posturas”, señaló.
El mandatario afirmó que el operativo fallido en Culiacán y el ataque a la familia LeBarón, en Sonora, “despertó afanes autoritarios” de quienes piden que se use la fuerza en la estrategia contra la inseguridad.
“Por ejemplo, esto de la violencia de Culiacán, hasta los lamentables hechos de la familia que es asesinada despertó, alentó los afanes autoritarios, de uso de la fuerza, todo eso que llevó en su momento a declarar la guerra al narcotráfico.
”En aquel entonces (…) no se tenía un diagnóstico, de lo que estaba sucediendo, fue una determinación que se decide pensando que de esa manera se iba a adquirir legitimidad, acababa de pasar la elección y era como un golpe espectacular“, señaló.
Obrador refirió que, debido al fracaso de esa estrategia, su Gobierno decidió enfrentar el problema de inseguridad con un nuevo ”paradigma“ que atienda las causas que originan la violencia.
”Como fracasa esa estrategia, porque ni modo que digan que no fracaso, nosotros no vamos a seguir el camino trillado de siempre, en sus términos hablamos de un nuevo paradigma para enfrentar el problema de la inseguridad y la violencia que tiene como sustento atender las causas que originan la inseguridad y la violencia, es decir que haya bienestar“, agregó.

Desmilitarización
El Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas instó a México a desmilitarizar la Guardia Nacional y a resolver con prontitud el caso de los 43 estudiantes desaparecidos en 2014 en Ayotzinapa.
La ONU dio un plazo de dos años para responder a ambas peticiones.