Tendrá dos obispos Diócesis de Córdoba

Ana De la Luz
El Mundo de Córdoba

A partir de enero y durante los 5 años que le restan al frente de la Diócesis de Córdoba, el obispo Eduardo Porfirio Patiño Leal contará con la asistencia de su homólogo, monseñor Eduardo Cirilo Carmona Ortega, quien fungirá como obispo coadjutor, con el derecho a la sucesión, es decir, podría ser el próximo obispo de Córdoba.

A través de su cuenta de Facebook, el obispo Patiño Leal, quien convalece por enfermedad en su natal Monterrey, Nuevo León, confirmó la llegada a Córdoba de monseñor Carmona, de 60 años, obispo de Parral, Chihuahua.

Esto es, tras ser nombrado como obispo coadjutor de Córdoba por el Papa Francisco, a petición del obispo Eduardo Patiño, debido a su estado de salud.

“Como en su momento les informé: desde el pasado mes de enero solicité al Papa Francisco la ayuda de un hermano obispo, consciente de que mi situación de salud requería de refuerzos para continuar adelante con la labor pastoral que desde hace casi 20 años el papa San Juan Pablo II quiso confiarme, al enviarme a ustedes, como su primer obispo, y fundar la nueva Diócesis de Córdoba, en el Jubileo del Señor del año 2000”, escribió Patiño Leal.

El vocero diocesano, Domingo Ortiz Medina, informó que en enero se incorporará a la Diócesis de Córdoba monseñor Eduardo Carmona como obispo coadjutor con la característica de un auxiliar que ayudará al obispo Eduardo Patiño, en el gobierno de la Iglesia.

“Como lo marca el Código de Derecho Canónico, con la facultad de derecho a sucesión, esto quiere decir que a corto o largo plazo, de acuerdo a las circunstancias, monseñor Eduardo Cirilo sería el futuro Obispo de Córdoba. Las características del obispo coadjutor son las mismas que las del obispo auxiliar, designado a la sucesión episcopal”.

Recordó que el periodo de un obispo finaliza a los 75 años de edad y Patiño Leal cumplió 70. Pero está de por medio su estado de salud.