Disminuye trabajo para limpiadores en panteón

Yamilet Gámez
El Mundo de Orizaba

Ciudad Mendoza.- Es común que durante los festejos de Día de Muertos en los panteones hombres, mujeres, jóvenes y niños, estén a la espera de quienes visitan a sus seres queridos para ofrecer sus servicios de limpieza en las tumbas.
Los podemos encontrar con sus cubetas, azadones, machetes, rastrillos y otras herramientas de jardinería, esperando a la entregada del camposanto para abordar a las personas y ponerse a su disposición.
Se trata de niños y personas mayores o jóvenes que no tienen una fuente de empleo formal y aprovechan esta fecha para ganarse unos pesos; sus servicios van desde los 50 y 15 pesos, con tal de convencer a las personas.
El desempleo que existe en la región obliga a muchos a ofrecer sus servicios en los panteones, pero esto es contraproducente, pues al abarrotar el lugar, no todos obtienen las ganancias esperadas.
Sumado a la afluencia de personas que ofrecen sus servicios, los bajos recursos de las familias también por los altos montos de efectivo que destinan para la compra de flores, comida y en algunos casos el viaje para visitar a sus familiares muertos, son motivo para rechazar el servicio y ahorrarse ese dinero.
“Las personas mejor se ahorran ese dinero y ellos hacen el trabajo; vienen con sus hijos o demás familia para todos hacer la faena, nos dicen que no tienen que no traen o que cobramos muy caro.
Estamos cobrando muy barato para que la gente se anime y nos dé el trabajo, si decimos que 50 o 30 no quieren, ya para no irse sin ganancia unos bajan su costo a 20 o 30 por servicio.
Lo que hacemos es apurarnos cuando alguien nos da el trabajo, tratamos de hacerlo bien y rápido para que podamos buscar otro cliente”, agregó Julián Vázquez, trabajador en el Panteón.