Reprueba Iglesia bromas violentas

Alejandro Aguilar
El Mundo de Córdoba

Con la esperanza de que las familias fortalezcan los valores y la cultura a la vida, el padre Domingo Ortiz Medina lamentó de que en redes sociales se difundieron imágenes de un menor de edad con disfraces aludiendo al crimen organizado, así como también la de un par de piernas cercenadas colgando de una cajuela.
En el marco del Día de Muertos, las imágenes de niños caracterizando a un sicario y a Ovidio Guzmán conmocionaron las redes sociales, por lo que fue nombrado por los usuarios como el “niño sicario” y el “niño Ovidio”, provocando que el Sistema Estatal de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna) de Sinaloa busque a sus padres para frenar este tipo de estereotipos.
Sin embargo, en Córdoba durante el fin se semana se observó también en redes sociales la foto de unas supuestas piernas con sangre colgando de un automóvil, junto a esto se escribió la leyenda “Mi amiguita”, esto en un tono de broma.
“Los valores están en la familia y hoy más que nunca esperamos que las familias fortalezcan esa parte axiológica y creo que no nos conduce a nada inducir a los niños a este tipo de situaciones como vestirlos de narco”, dijo el sacerdote.
Lejos de eso, recalcó que la sociedad junto con las instituciones deben recomponer el tejido social y desde el hogar saber diferenciar con los niños y adolescentes lo que es la “cultura de la vida” y la “cultura de la muerte”.
Por otra parte, hizo un llamado al DIF municipal por atender a los pobres en la ciudad.

Llama al Municipio
Por otra parte recordó que con los trabajos que realiza la Pastoral Social en ayuda a los pobres en dar alimentos y medicamentos, indicó que actualmente el Comedor de Pobres beneficia a 30 personas de manera permanente, no obstante, no obstante en cuanto a otorgar medicina han tenido dificultades por la ausencia de cooperación con las autoridades locales.
“Hago un llamado al DIF para que haga un trabajo con la Pastoral Social en algunos casos, sabemos que cada institución es autónoma. El DIF debe de atender a las personas en la línea de la salud, si es que el Hospital (Gemeral de Córdoba (‘Yanga’) cuenta con medicamento porque ese es otro grito de la gente que no lo hay”, externó.
Refirió que con estas dos instituciones falta crear una colaboración en cuestión de albergues con los más necesitados, alimentación. Por lo que hizo un llamado al Ayuntamiento de Córdoba por asignar los recursos a quienes menos tienen.
“Que la Presidencia municipal de que el presupuesto que se da al DIF se destine a los pobres, porque a veces como que no llega ese recurso, sobre todo en esa línea de medicamentos”, externó.
Recalcó que es necesario un abasto de medicamentos y un precio accesible para quienes realmente lo necesitan, así como facilitar estudios como de resonancia magnética y ultrasonidos para los pacientes que requieren este tipo de estudios.
“Sin hacer juicios temerarios es necesario hacer un inventario de que estas dependencias tengan el registro de sus inventarios porque quienes sufren son los más pobres y si esta administración le está apostando a la pobreza, y que este flagelo se está dando, creo es necesario que se haga un inventario”, recalcó.