Rechaza la Iglesia legalicen marihuana

AVC Noticias

Xalapa.- La Arquidiócesis de Xalapa se pronunció en contra de la legalización de la marihuana porque dará “permiso inmoral” para usar una sustancia dañina para la salud, que provocará enfermedades adicionales, y no resolverá el problema de la violencia ni del narcotráfico, pero si creará más adictos y promoverá accidentes.
El director de Comunicación Social de la Arquidiócesis de Xalapa, José Manuel Suazo Reyes señaló que la legalización de la marihuana puede ocasionar “daños irreparables para los que no se prevén remedios”.
Refirió que la legalización del uso de la marihuana podría tener algunas ventajas, pero casi todas no están comprobadas y aún así tiene muchísimos inconvenientes.
“Promover la marihuana es promover una falsa salida. La gente se droga para evadir su realidad porque vive un gran vacío existencial. La realidad cada vez es más complicada porque las políticas de prevención tienen poco impacto, existen pocos espacios recreativos y posibilidades reales para mejorar el futuro” refiere.
El sacerdote señaló que la solución está en ayudar a la gente a encontrar sentido a su existencia.
“Se escuchan algunos discursos encantadores por parte de quienes promueven la legalización de la marihuana señalando que hay que legalizarla porque con eso se disminuirá la violencia; se dice además que el gobierno debe asumir el control de esta droga y no la delincuencia. Desde la Iglesia Católica observamos que este tipo de estrategias no resuelven los problemas de fondo. La legalización de la marihuana no garantiza de ningún modo que bajará la violencia”.

La iniciativa
El 1 de octubre, se presentó en Ciudad de México una iniciativa para legalizar la marihuana, la creación de una empresa del Estado, Cannsalud, la cual sería la única autorizada para comprar cannabis y sus derivados a particulares que hayan obtenido permisos y los vendería a franquiciatarios que la expenderían al menudeo.
La iniciativa propuso crear la Ley General para el Control de Cannabis, y reformar la Ley General de Salud, el Código Penal Federal y otros reglamentos.
También prevé que las personas puedan cultivar su propio cannabis para uso personal, pero se prohíbe se use en espacios públicos.