Barranca de Maltrata contamina al río Blanco

Yamilet Gámez
El Mundo de Orizaba

Ciudad Mendoza.- La Barranca de Maltrata es de las más contaminadas; animales muertos y drenajes circulan en este afluente y contribuye a la contaminación del río Blanco, dado que desemboca en este importante caudal.
Decenas de drenajes desembocan en la Barranca que nace en el municipio de Maltrata y desde ahí, pasando por los municipios de Nogales y Ciudad Mendoza, se puede observar como los drenajes de las viviendas escurren.
Datos de administraciones pasadas demuestran que hay más de 20 casas en la ribera de la Barranca de Maltrata las cuales arrojan los residuos a la barranca.
A decir por los vecinos la Barranca de Maltrata es un basurero a cielo abierto, es un tiradero de animales muertos y de escombros; sin que ninguna autoridad municipal, estatal o federal intervenga para frenar este grave foco de contaminación que por años ha sido un riesgo para la salud de miles de habitantes de la zona, pues además llega al río Blanco.
Bolsas de plástico, costales de basura, ropa, perros, gatos, cerdos, caballos muertos, arrastra el agua, según lo relatado por quienes viven cerca del afluente quienes diario tienen que lidiar con loa olores pestilentes a todas horas del día.
Cabe recordar que previo a la temporada de lluvia 2019, la dirección de Protección Civil Municipal, realizó la limpieza de la Barranca de Maltrata y en algunos puntos es constante el retiro principalmente de maleza para permitir que el cause circule sin problema y no busque salida en las zonas más pobladas, ya que cruza justo en el centro de la ciudad.
“La Barranca de Maltrata es uno de los causes que desembocan en el río Blanco y que contaminan con todo lo que trae”, reconoció Francisco Moreno Carbajal, director de Protección Ambiental y Forestal del Ayuntamiento de Ciudad Mendoza.
Hasta el momento no hay ningún proyecto de parte de las autoridades de Maltrata, ni de ningún otro municipio, para atender el problema, no solo de la Barranca sino del río Blanco, mientras que en Ciudad Mendoza sólo captan un poco de la contaminación, no obstante, los drenajes siguen contaminando.