Música para don Enrique

 

 

Dicen que hay que cantarles a los que ya no están para que nunca mueran. Así, cada Día de Muertos, César Enrique se acompaña de su guitarra para llevarle música a su padre: Enrique Hernández Risso, quien hace más de dos décadas partió.